Sitio en español dedicado a Invasor Zim y otras obras de Jhonen Vasquez
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Así Comienza La Ruina

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Así Comienza La Ruina   Sáb Mar 12, 2011 7:26 am

LOL subí este FanFic en FanFiction (duh) no es gran cosa, está dividido en dos partes y básicamente es mi interpretación de como me gustaría que se dieran muchas cosas de la serie.... Tiene exceso de groserías, espero que eso no sea un problema (muy grande)

Al principio la narración es basura, pero con el tiempo y el paso de los capítulos creo que va mejorando.

Bien, espero que les guuuuuuste.


I
LA CAIDA DEL IMPERIO IRKEN


-Por haber aniquilado el planeta madre de nuestra raza, haber encabezado una rebelión conformada con proscritos para obtener el control total de ésta, haber hurtado tecnología Irken y darle mal uso en contra de nuestro propio Imperio, negociar las vidas de miles de nuestra raza con imperios enemigos, haber experimentado con nuestra raza y cientos más para crear esclavos y soldados a tu disposición y capricho absolutos y por haber ultrajado el liderazgo absoluto de manos de los Más Altos antes de proceder a ejecutarlos de forma implacable y salvaje; lo que queda de la élite del imperio Irken te sentencia a ser exiliado, torturado y finalmente ejecutado en el asteroide AZ2230, ubicado a doce millones de kilómetros de este pequeño planeta esclavo… No sólo eso, al haber perdido desde hace años debido a transgresiones graves: tu rango como Invasor Irken; ahora habrás también de perder tu lugar en la sociedad, tus aditamentos y equipo de nacimiento, tu nombre y demás pertenencias…. Ahora tú; escoria sin nombre, serás llevado al lugar ya mencionado y serás torturado por un tiempo de dos mil años antes de tu último juicio que indicará la fecha exacta de tu ejecución… posiblemente seas desmembrado, comido vivo, o expuesto a cosas mucho peores que ni tu perversa mente podría alcanzar a imaginar si quiera, cosas mucho peores que todas las que te atreviste a hacer o que estuviste a punto de llevar a cabo…. ¿Hay alguna cosa que quieras decir antes de partir a tu justo destino?

-Sí… No estén tan seguros de haberme vencido… Al final terminaré ganando… como siempre…

-¡Llévenselo ya! ¡Háganlo sufrir en nombre de todo nuestro Imperio, en nombre de la grandeza que alguna vez tuvo, en nombre de toda nuestra raza!

-… "Yo soy el Imperio Irken"… -Susurró mientras era llevado hacia su destrucción…

Dos soldados más altos que él, lo sujetaban por los hombros, lo conducían a la nave madre de prisioneros… Su nombre no sería mencionado nunca más mientras durase el universo, ahora sólo era conocido como el Bastardo del Imperio Irken…

Fue subido a empujones y su destino sería la cámara más oscura, alejada y pequeña de la nave madre… Estaba esposado y llevaba un casco que lentamente se adhería a su piel; un tubo perforaba la parte trasera de su cabeza atravesando el casco y terminaba en el centro de su PAK; de esta forma no podría utilizarlo, estaba indefenso, no habría ninguna manera de escapar…. Los soldados lo metieron a la cámara donde apenas cabía el pequeño y raquítico cuerpo de aquel infame bastardo, era una cámara fría y era casi imposible ver algo nítido a pocos centímetros… Fue desvestido agresivamente y empujado contra una de las paredes de aquella absurda celda…


-¡Siéntate escoria y espera a que lleguemos! –Le gritó uno de los soldados y le escupió en la mejilla, antes de cerrar la imponente puerta con un golpe que hizo estremecer toda la cámara…

El bastardo lanzó terribles maldiciones en su interior y se sentó en una pequeña banca de metal unida al intento de pared; apenas si sus rodillas se separaban a diez centímetros de la puerta… Estaría ahí en la oscuridad poco más de dos años, sin comer, ni beber, sin luz… y peor aún con aquel casco adhiriéndose cada vez más en su piel, perforando su cráneo e instalando poco a poco redes y redes de control… el dolor se apoderaba de él: apenas parecía ser una pequeña molestia, una punzación temporal que iba y venía a su antojo, un dolor que lo irritaba pero que podía soportar… pero al paso de los días y semanas sería insoportable….un dolor que crecería a medida que las redes y cables invadieran su cerebro…

Sin duda era el comienzo de su pago por todas las atrocidades que había hecho y que sin duda sólo incluían a su propia raza, las que sólo ellos conocían y alcanzaban a comprender, pues hablar de todo lo que aquel vástago no deseado había hecho, se remontaba a cientos de años atrás, a cientos de cosas horribles que ni siquiera un Irken sobreviviente de todo lo anterior podría imaginar aunque tuviera un mal sueño…era el comienzo sí, pero al menos, eso era lo que se pensaba…. Qué gran error…
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Sáb Mar 12, 2011 3:16 pm

O.o chas, eso fue ultra diferente a lo que vienen publicando hasta ahora
pensaba ir a leerlo en ff, pero no lo haré!!
me sentaré aquí hasta que publique la continuación, o en su defecto hasta que encuentre una siila
*se sienta en el piso*

Me encantó como lo has redactado, pero me dejo muhcísimas mas dudas que certezas

Ah, si consideras que el lenguaje es demasiado fuerte, pon los capítulos en spoiler y añade una advertencia previa (Por ejemplo: Advertencia, este capítulo contiene lenguaje adulto). Lo dejo a tu criterio.

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Dom Mar 13, 2011 1:33 am

Wow.. Estubo bueno, y uno se engancha rapido con la historia, el bastardo es Zim O: ? Ok solo pregunto por preguntar xD Sigue publicando

Te dejo +1

PD: Me gusta tu avatar de phineas & ferb xD

______________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Lun Mar 14, 2011 12:53 am

weno, hoy es domingo y los domingos son muy aburridos asi que vine aquí y pondré el episodio dos.

Este episodio contiene eh, palabras un poco más antisonantes. Jajajaja aunque tampoco son gran cosa en esta ocasión.

Weno espero que les guste. Ya está más "emocionante" de cierto modo, y si alguien tiene dudas, éstas espero se aclaren totalmente en el episodio 3.


2

Astucia y Crueldad

Llevaban unas horas de partir…los dos soldados conducían la nave en completo silencio, sería un viaje largo y desagradable… El bastardo estaba calmado, asombrosamente calmado, no se sabía con certeza qué clase de cosas pasaban por su cabeza, pero sin duda, eran horribles….

Un fuerte ruido se escuchó en una de las cámaras, acompañado de una leve explosión y algunos cortos circuitos como consecuencia, de inmediatamente los soldados pensaron en el infame vástago, pues era el único prisionero que llevaban….

-¡Ese bastardo marica! ¡¿Qué demonios se atrevió a hacer? –Habló exaltado e iracundo uno de los soldados, se puso de pie dejando su cargo de copiloto. –Voy a darle una lección.

-Imposible que fuera él, su PAK no sirve. No puede hacer técnicamente nada. –Habló el otro soldado: el piloto. –Siéntate y conduce, yo iré a ver.

-¿Y me quitarás el placer de jugar con él? Ni siquiera se te ocurra pensarlo.

-Ya te tocó a ti darle la bienvenida a nuestra nave, o mejor dicho, el encerrón, déjame recordarle en qué clase de lugar se encuentra ahora, cállate y toma mi lugar, ahora regreso.

El copiloto resignado e irritado tomó el lugar de su compañero mientras éste tomaba un arma y se dirigía rumbo a la última cámara….

Casi toda la nave estaba a oscuras, no tenía ningún caso el gasto de energía si sólo había un solo prisionero, el eco aparecía sin piedad, y el sonido de los ventiladores internos, válvulas y demás cosas sonaban distantes y espeluznantes en un enorme vacío sin dirección que resultaba la nave madre… De pronto, otro ruido se escuchó…

Era más fuerte e incluso hizo estremecer la nave, era más cercano y eso aterró al soldado, temía lo peor: que el vástago se hubiese escapado….la celda aún quedaba bastante lejos y los ruidos y explosiones parecían moverse rápidamente…


¡No intentes nada o te mataré! –Gritó nervioso el soldado y activó la alarma, su compañero tomó fastidiado un arma y se dispuso a pre-programar la nave. –Le dije a ese pendejo que yo iba, era obvio, ese idiota no tiene carácter para lidiar con algo así.

Dejó su puesto y se dirigió hasta donde se encontraba su compañero… La distancia era un poco retirada y ésta aumentaba a medida que el primer soldado caminaba nervioso intentando encontrar al prisionero y el ascensor estaba ahora bloqueado por motivos de seguridad al activarse la alarma, así que debía bajar las escaleras…

Los ruidos seguían y eran cada vez peores, desestabilizaban poco a poco la nave, el sistema comenzaba a desquebrajarse, a presentar fallas entre más cortos circuitos ganaban terreno y provocaban unos nuevos… aún así, la única aparente preocupación de aquel primer soldado era encontrar al prisionero; simplemente no podía entender cómo es que había escapado….


-¡Sal ahora o acabo contigo, con órdenes o no! ¡Dame la cara! –Gritó en su mejor y último intento de parecer una verdadera amenaza… no hubo resultados, ni mucho menos una respuesta remota o cercana, todo se apagó de pronto, la oscuridad invadió por completo aquel lugar… sólo el cuarto de control de la nave seguía funcionando… pero no duraría más allá de diez o quince minutos, antes de caer al vacío y colisionar con la primer cosa que se encontrara en su camino… sería terrible…

-¡Carajo! ¿Ahora qué? –Dijo asustado el soldado al darse cuenta de la situación. –Mejor pido ayuda de otra nave –Susurró nervioso y aparentemente bastante desesperado.

-Yo que tú cerraba la boca. –Habló de pronto una voz dura, no era la del vástago prisionero, era otra, una completamente distinta… Aquel soldado miró de pronto al emisor y abrió aterrado los ojos al verlo emerger de la oscuridad…

Aquel extraño visitante inesperado atravesó su garganta y arrancó de tajo las cuerdas bucales sin la menor piedad… Sonrió con una enferma perversión al ver al soldado cayendo de espaldas con un infame vacío en la garganta… tiró al suelo las cuerdas con enorme desprecio y escupió su cadáver, antes de lamer su mano bañada en sangre al pasarla velozmente por su boca….se dirigió entonces, lenta y cínicamente hacia la última cámara; en lo más profundo de aquel naciente vacío que se hacía llamar nave…

Cuando llegó al lugar indicado contempló con mueca de desagrado la fría y aparentemente impenetrable puerta; la tomó de ambos extremos y la arrancó fuertemente arrojándola hacia un lado, cayó con un terrible ruido lejos, que a sus oídos apenas producía un ligero eco tétrico y un temblor en el suelo metálico…

-Ya era hora de que llegaras…. –Le susurró el prisionero…. –Me da gusto verte. –Sonrío perversa y alegremente. –Sabía que no me fallarías…

-Aquí estoy mi señor, no iba a abandonarlo nunca. –Le respondió y tomó a su amo de los hombros ligeramente.

-Lo sé, fiel sirviente, ahora larguémonos de esta asquerosa nave. –Se puso de pie y se recargó en el marco de lo que una vez fue una puerta… Su sirviente lo siguió y tomando ambas muñecas rompió las esposas que retenían sus manos.

-Su nave está justo sobre este viejo cacharro, todo está listo ahora señor, nos iremos a donde usted mande. –Dijo el sirviente… -Iré por sus cosas.

-…. Antes de que te vayas, ayúdame a quitar esta porquería de la cara, me fastidia…. El sirviente extendió el brazo y salió disparado un rayo láser que destruyó el casco en cientos de pedazos, sonrió maravillado al ver de nuevo el rostro de su señor.

El vástago tomó aquel tubo y lo despegó con fuerza arrancándolo dolorosa y velozmente de su cabeza, la sangre brotó al instante y el vacío comenzó a cerrarse…. En pocos minutos no quedaría rastro de que su cabeza hubiese sido perforada alguna vez… -Bien hecho G.I.R gracias, ahora larguémonos de aquí cuanto antes.

-No tan rápido asqueroso bastardo. –Apareció al fin el otro soldado, apuntándole con el arma justo en la frente. –Voy a matarte antes de que te muevas. Tan sólo inténtalo y verás como te va.

-No molestes basura. –Habló el prisionero con enorme desprecio y finalmente liberó de su PAK unos tentáculos biónicos que sujetaron velozmente al soldado de las muñecas… Soltando el arma, comenzó a elevar al Irken no sin comenzar a apretarle los huesos de forma inhumana…

Poco a poco escuchaba el crujir de los huesos, ahogados en gritos de dolor; el robot sirviente sonreía perversamente y sus ojos rojos brillaban extasiados al ver tal espectáculo, era una imagen horrible: el maldito bastardo bajó lentamente al soldado hasta que lo tuvo a la altura del rostro y le sonrió….era una sonrisa horrible, los colmillos blancos y afilados lucían aterradores bajo dos ojos color magenta, enormes y llenos de ojeras… habló lentamente y al soldado se le heló la piel….
–Les dije que ganaría…

Sonrió nuevamente y le arrancó los ojos al soldado… gritó como nunca antes pensó hacerlo, mientras el rostro de aquel miserable ser que lo había dejado ciego se llenaba de sangre; el robot sirviente rió enfermamente y su señor con él; ambas risas, terribles y espeluznantes de ecos monstruosos en aquel abismo oscuro opacaban por mucho los gritos de dolor del ciego y moribundo soldado Irken… El bastardo "Invasor" dejó caer con toda su fuerza al soldado y le devolvió el escupitajo; se agachó y mirándolo con mucho más desprecio que antes, le arrancó la lengua de tajo y sin compasión….

-¿Bastardo?... Lo soy… Un asqueroso y superior vástago mal engendrado, no deseado, tu líder, tu Dios, tu único señor… Yo soy Zim…. –Y diciendo esto se puso de pie otra vez. –Vámonos ya G.I.R, nos espera un largo viaje a otra parte….

-Sí señor…. –El robot condujo a su amo a la nave de éste y despegaron inmediatamente; la nave de prisioneros se quedó finalmente sin energía de reserva y colisionó en el vacío… Ningún Irken supo de la terrible atrocidad cometida por aquel bastardo hasta tiempo después, muy tarde, cuando aquel prisionero estaba a años de distancia de lo que quedaba de su errante y desecha raza….
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Lun Mar 14, 2011 1:38 am

Ooooh fuck yeah!!!! lol!
Estuvo mas que genial, me faltan las palabras!!
Eres tan genial para las descripciones, la primer parte es suspenso puro, no podía sacar los ojos de la pantalla.
Y que gran carnicería! eso fue delicioso...
Me esperaba que sea Zim, pero me sorprendí por completo con G.I.R.
Ultra genial!
No me voy sin dejarte un muy merecido punto

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Lun Mar 14, 2011 1:59 am

Yo sabia qe era Zim!!! xD
Eso estubo genial... Es tan violento... Eso me gusto! Espero la continuacion~
+1!

______________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Mar Mar 15, 2011 2:48 am

Bueno primero que todo, hoy decidí "actualizar" esta cosa debido a que este siguiente episodio es básicamente un "descanso" alguna clase de explicación; una o dos cosillas que son aclaradas y el comienzo de lo que sería la trama en general.

El "verdadero" episodio "interesante" por decirlo así, sería el número cuatro, por lo menos ocurre algo más interesante o contiene algo inesperado que hace la trama más llevadera y no tan aburrida o hastiante.

Y segundo, quisiera darle las gracias a mis dos lectoras xDDD Lai y Gash; me da gusto que esta cosa esté siendo de su agrado; y más aún les agradesco por dejarme comentario y esperar un episodio en vez de leerlo en otro lado ^^ De verdad gracias ^^

Bien, supongo que ya es hora de poner el episodio 3. Ojalá que les guste.




3

La Huída



-¿Se encuentra bien señor?

-Sí, mejor ahora que estoy en mi propia nave, G.I.R.

-Tengo algo para usted. –El robot sacó de uno de los compartimientos de la nave un paquete con la insignia del Imperio Irken. –Es su uniforme de Invasor, señor.

Le extendió el paquete y el vástago lo tomó complacido. –Gracias G.I.R. Hazme un favor y pilotea la nave mientras me visto.

-Sí señor….Pero…. ¿A dónde vamos?

-No sé, a donde sea, tan lejos de Irk como sea posible ¿de acuerdo?

-O lo que queda de Irk.

-Fue una lástima G.I.R, tú mejor que nadie lo sabe, pudo ser mío y alcanzar una gloria mucho mayor a la que tenía, pero quiso el camino difícil, no es problema mío…. Se lo buscó.

-Es cierto pero, estaba pensando señor, ¿Ahora qué es lo que vamos a hacer? Dígame, nos iremos lejos de lo que queda de su raza, ¿Pero exactamente señor?, ¿Qué es lo que usted está planeando? No me engaña, lo conozco muy bien, sé que está pensando en hacerle la guerra a otra cosa o regresar por la venganza, la justa y deliciosa venganza…. ¿Cuál es primero?

-No puedo negarlo G.I.R, trescientos doce años a mi lado y era natural que lo supieras, es sencillo, buscaremos un planeta que nos sirva como refugio, nos abasteceremos, conseguiremos recuperarnos, y después volveremos a mostrarles quién es el ser superior.

-Ya veo, esa idea me agrada, sólo que espero encontremos pronto algún planeta que le sea de utilidad, de lo contrario no tengo la menor idea de qué demonios vamos a hacer, sería terrible si alguna nave de su raza nos encuentra antes que nosotros algún medio de abastecimiento.

-No me asombraría que eso pasara, no estamos tan lejos de los miles de fragmentos que ahora es Irk, ni tampoco tan lejos del resto de Irkens errantes que se dirigen a las miles de colonias que tenemos, además de todo, los soldados y muchas naves más hace años que tienen un registro específico del Crucero Voot, si nos descubren probablemente vengan tras nosotros, pensarán que eres tú o sospecharán de mí…. Y tratarán de comunicarse con la nave de prisioneros… y descubrirán antes de tiempo lo que hicimos…

-Esos idiotas no tenían ni idea de dónde comenzar a buscarme a mí y a la nave…. Por suerte para mí tampoco conocen todos nuestros escondites.

-Ahora resguardados por Irkens soldados o siendo ocupados por esos bastardos que reunimos poco a poco para invadir Irk.

-Ya habrán de ser encontrados tarde o temprano, por suerte no saben nada de nosotros ni lo conocen tan bien como yo para deducir que usted ya está preparando otra Invasión Inminente a otro planeta desprevenido.

-Los planes de Invasión a otro planeta no son tan certeros, me interesa más mi venganza… Pero aún así necesito gente…. No tantos esta vez, pero sí un buen número, no dudo que los encuentre, en el universo sobra escoria, pero no todos tienen nuestra suerte por supuesto.

-Me pregunto si queda por ahí uno de tantos aliados que usted había reunido, si es que no los atraparon o encontraron a todos.

-Lo dudo, muy probablemente huyeron sin querer más problemas o desertaron…. Sólo quedamos tú y yo.

-Como siempre. –El robot sonrió. – ¿Quiere que le diga algo? A mí así me gusta, solos usted y yo señor, no necesitamos a nadie más.

-Es verdad esclavo. –Dijo Zim con ojos brillantes y una sonrisa leve pero sincera. –No necesitamos a nadie. Mejor compañía que tú ya no puedo encontrar…. ¿Te importa cuidarnos? No he descansado en días desde que esos bastardos me capturaron.

-Descuide señor, descanse, yo vigilaré con gusto.

-Cualquier cosa… avísame.

-Lo haré amo. –Y el Invasor cerró los ojos. –Menos mal que usted está vivo señor, esa era mi gran preocupación…. Pero descuide, ya encontraremos un planeta para que usted lo domine a su antojo.

Pasaron unas cuantas horas, el Invasor seguía durmiendo en posición fetal al lado del asiento de piloto, su esclavo robot buscaba por medio del scanner del Crucero Voot algún planeta que les pudiera ser de utilidad, todo a su cercanía eran asteroides y planetas muertos, hostiles o resguardados, nada que les sirviera y no era conveniente arriesgarse demasiado, aún no estaban tan lejos de sus captores…. Habiendo pasado uno o dos días, el scanner mostró por fin algo interesante a algunos meses de distancia, sin embargo, el esclavo no quiso precipitarse y prefirió aguardar a comprobarlo el mismo….

-Despierte señor, despierte. –Dijo G.I.R finalmente después de seis meses de viaje. –Despierte. –Susurró y meneó a su señor levemente, le pasaba la mano izquierda sobre el brazo derecho del Invasor frotándolo levemente. –Despierte.

-¿Qué es lo que ocurre G.I.R? –Dijo Zim hablando levemente como si estuviera soñando. -¿Ocurre algo malo?

-Nada de eso mi señor, al contrario, son buenas noticias, excelentes yo diría. –Habló el robot complacido. Su señor se incorporó y sus antenas se desplazaron hacia delante, después hacia atrás a su posición normal. –Verá, -Comenzó a decir el robot. –Hace exactamente seis meses que el scanner del Crucero Voot me mostró un planeta aparentemente perfecto para abastecernos, no quise molestarlo hasta no haber estado seguro, y ahora, lo estoy.

-¿Qué planeta es, G.I.R? –Dijo Zim parpadeando, un ojo a la vez. -¿Dónde se supone que está?

-Es ese de enfrente señor. –Dijo G.I.R señalando a lo lejos un planeta que comenzaba a cobrar forma nítida… Azul, poco a poco mostrando leves líneas blancas y castañas… Comenzaba a surgir el aparente planeta perfecto que el scanner llamaba:

-Tierra. –Dijo Zim

-Así es señor. –Habló G.I.R complacido. –Aquí está su planeta perfecto; la Tierra….
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Mar Mar 15, 2011 3:05 am

Wuuuuu Tierra cheers cheers cheers cheers cheers cheers

Me encanta que actualices tan rápido, ya quiero el capítulo cuatro!!!
Te sigo dejando reputación

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Vie Mar 18, 2011 5:55 am

Bueno, creo que la parte "interesante" del Fic ya comienza. Y este episodio es donde la trama es más que clara.

4

La Tierra


-¿Qué hay de especial en ella? –Preguntó Zim.

-Según el scanner hay varias formas de vida de distintas clases, nada comparado en otra parte, hay recursos minerales que podrían servirnos, hay también gran variedad de climas, elementos y porciones de territorio que podríamos utilizar y reclamar como nuestras sin mayor problema.

-Y, -Comenzó a decir el Invasor. -¿Qué clase de vida encontramos en este planeta…. Tierra?

-De toda clase, señor, más allá de lo que usted y yo podríamos imaginar. Según parece, señor, tenemos todo un mundo de posibilidades aquí debajo de nosotros.

-De acuerdo, busquemos entonces un sitio decente y quedémonos allí.

-Como ordene señor.

El Invasor y su sirviente entraron en la atmósfera terrestre, era de noche en ese momento; una hermosa noche: el cielo era negro con pequeñas y brillantes estrellas que lo invadían calladas y elegantes, la luna era enorme y brillaba en lo alto, dando un toque especial a esa red inmensa llamada cielo… Eran las doce treinta de un naciente día Martes…

La nave comenzó a caer rompiendo el perfecto y hermoso equilibrio del cielo; a los ojos humanos parecería que caía chatarra espacial o algún trozo de asteroide, nada fuera de lo normal, nada importante, nada interesante, algo muy común que ocurre de vez en cuando o muy rara la vez en lugares comunes…

Aterrizarían a las afueras de una ciudad, encontrarían un sitio que fuera del agrado del Invasor extraterrestre, se abastecerían a capricho suyo unos cuantos meses y luego se irían para no volver nunca más…

Aquella nave con los extraños Invasores abordo logró estabilizarse y siguieron velozmente una ruta horizontal a pocos metros del suelo, se encontraban en un solitario y curioso vecindario, no había nadie a fuera, la mayoría de la gente dormía cínicamente o trabajaba hasta tarde en la ciudad, nada ni nadie podría notar su presencia… Aquel alienígena y su sirviente se habían salido con la suya, recorrían ahora el último tramo de casas antes de entrar al bosque que delimitaba al oeste, todo en perfecto orden y sin contratiempos, sin testigos…o eso era lo que creían…

Ante los atónitos y ojerosos ojos suyos; la nave se mostró de lo más nítida y había dejado a tan sólo unos segundos de haberse marchado una estela de polvo estelar y fuegos de muchos colores que desaparecían poco a poco; ¡La había visto! En un parpadeo pasó frente a él y lo hizo caer de espaldas mientras la veía alejarse sin parpadear…

Estaba sorprendido y a la vez maravillado, era el único testigo de lo ocurrido aquella primera noche del extraterrestre en la Tierra…y también era el único y futuro gran enemigo del Invasor…

Su nombre era Dib; era tan sólo un jovencito no mayor de catorce años, nada especial, sin ningún chiste; muy delgado, con anteojos y de aspecto bastante raro para los chicos de su edad, todo un caso, un completo nerd sin una aspiración mayor a ver el cielo buscando evidencia extraterrestre o a desperdiciar sus tardes libres viendo películas de monstruos de años en los cuales la radio era el invento más divertido y fabuloso que podría haber existido jamás…La pregunta era: ¿Qué se supone hacía un perdedor como él, sin amigos ni distracciones normales en el tejado a media noche? Esa pregunta se la hizo Zim varias veces…pero varias veces después de haber conocido a Dib con las zarpas totalmente de fuera, y la respuesta simple y estúpida llegó después: como todas las noches o la mayoría de ellas cuando el clima era bastante benevolente y lo permitía; Dib subía acompañado de un radio, unos audífonos y una pequeña antena, y tranquilamente se sentaba a "escuchar" al universo, siempre había deseado encontrar alguna remota transmisión de origen extraterrestre, lo había hecho por años y esa noche había encontrado algo mucho mejor: una nave que había pasado frente a él, tenía suerte después de todo.

-¡Por Júpiter, una nave extraterrestre! ¡Al fin han llegado! ¡Al fin tengo pruebas! ¡Al fin el mundo sabrá que yo estaba en lo cierto! –Si él hubiese tenido una ligera y remota idea de lo que acababa de decir, muy probablemente se hubiera retractado y hubiera deseado mil veces que esa nave jamás hubiera llegado… Pero no lo sabía y no lo lamentó hasta que fue muy tarde…

En ese momento estaba más que excitado; su corazón palpitaba frenéticamente, tenía una enorme y brillante sonrisa y sus ojos relucían como nunca antes, quería gritarle a todo el mundo lo que había visto y quería reír como un completo demente, pero se controló lo mejor que pudo y fue tras ella… A los dos minutos de haberla visto pasar, el jovencito ya había bajado del tejado deslizándose velozmente por una escalera de mano y había corrido por su bicicleta, no dejaba de sonreír, pedaleaba velozmente y podía ver el rastro de chispas y luces de aquella nave que poco a poco desaparecían…

A los diez minutos de viaje divisó a lo lejos una luz cegadora en el interior del bosque, el objeto o mejor dicho la nave, había aterrizado por fin…

Este, sin saberlo, sería el primer encuentro de Dib con fuerzas mucho más poderosas de las que hubiera podido imaginar alguna vez, no sólo eso…sería su primer encuentro con su peor enemigo… El ser a quien él estaba destinado a matar y a la vez quien estaba destinado a matarlo a él….
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Iru Nekagi
Blorch King
Blorch King


Mensajes : 531
Fecha de inscripción : 23/12/2010
Edad : 19
Localización : En la octava dimension derrotando al mono gigante espacial O.o

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Vie Mar 18, 2011 6:01 am

Palabrotas...
Sangre...
Historia Alternativa...
Mas Oscuro

Me encanta!!! I love you +1 n.n
Volver arriba Ir abajo
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Vie Mar 18, 2011 6:05 am

Diiiiiib cheers cheers cheers cheers
que bien, que rápido actualizas^^
me encanta como estás desarrollando la trama, estoy cada vez mas pendiente!
te sigo llenando de puntos, +1!!

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Vie Mar 18, 2011 11:02 pm

Woooow, estubo genial (me acabo de leer el cap 3 y el 4 de unasola vez, porqe no los habia leido xD) Me gusta como va llendo, y como redactas la historia,
Te dejo +2!

______________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Lun Mar 21, 2011 3:25 am

Creo que esto ya es divertido.



5

Encuentros Cercanos

Dib pedaleó con más fuerza, no tardaría más allá de otros diez minutos en llegar al lugar exacto donde la nave había aterrizado…

-Por Venus, si en verdad están vivos los tripulantes tan sólo espero que no pretendan nada malo, de lo contrario tendré que detenerlos aunque sea solo. –Dijo mientras llegaba al bosque. –Me pregunto si me habrán visto al llegar. –Para su suerte no había sido así, pero era obvio que la suerte no lo acompañaría por siempre.

Finalmente recargó la bicicleta en el tronco de un pino y se dispuso a echar un vistazo…

De pronto la compuerta del Crucero Voot se abrió y salió un pequeño y serio robot de ojos rojos que husmeaba el lugar detenidamente. –Aparentemente todo está en orden mi señor, aunque no creo muy conveniente que nos quedemos aquí por mucho tiempo, esto según sé es un bosque, un sitio concurrido en ciertos momentos del año terrícola, no estamos tan lejos de su principio. Será mejor que nos vayamos ya.

-¿Se te ocurre otro lugar ahora mismo, G.I.R? –Preguntó Zim. –Porque a mí no. –No salió de la nave, no quería, el lugar le parecía de lo más desagradable. –Este lugar me enferma pero no pienso arriesgarme a despegar y que un maldito terrícola nos vea, sea como sea, no nos quedaremos mucho tiempo, antes del amanecer habremos dejado el sitio, deja que la nave se recargue, dijiste que había minerales y eso me sirve. Hasta entonces vigilia o ve a buscar algo útil. –Estaba irritado.

-No señor, lo siento. –Ahora mismo voy a…. –Y de pronto calló.

-¿Qué mierda te ocurre? –Preguntó Zim, era bastante benevolente con su esclavo porque le era útil y era su única compañía, no sólo eso, por más extraño que pareciera, a Zim le agradaba en verdad el robot, pero no por ello dejaba de ser su señor ni pretendía ser su amigo…. Y cuando Zim se sentía fastidiado arremetía con quien fuera, eso en verdad no le importaba. -¿Por qué carajos te callas?

-Hay algo en este lugar que no encaja y creo saber exactamente qué cosa es. –Dijo G.I.R y entonces Zim calló.

Dib había llegado tan solo momentos antes y había visto la peculiar escena desde lo alto de una loma: Veía a un pequeño y terrible robot hablar con algo que se encontraba dentro de la pequeña nave. Zim estaba en la oscuridad de ésta y por lo tanto Dib desconocía su aspecto. –"Por Marte, en verdad son alienígenas" –Pensaba ya no tan alegre ni seguro de acabar con ellos, de pronto notó como el robot comenzó a buscarlo con la mirada y entonces se ocultó velozmente tras un pino, al pasar unos pocos segundos comenzó a asomar la cabeza poco a poco. –"Tan sólo espero que no me haya visto" –Pero era muy tarde.

Aquel robot extendió el brazo derecho y disparó un rayo láser que encendió aquel árbol convirtiéndolo en cenizas, tan sólo dejó un rastro de nítido humo color púrpura y reveló a un jovencito que saltó a un lado cuando sintió aquel disparo. –Humano. –Dijo G.I.R bajando el brazo, sus ojos brillaron intensamente y parecieron tétricos en aquella oscuridad en medio del bosque.

-Así que esto era lo que no encajaba. –Habló Zim en un tono extraño, era una mezcla entre sarcasmo y fastidio. –Qué desperdicio, carajo, mátalo G.I.R, no pierdas el tiempo viéndolo como estúpido.

-Sí señor. –Dijo G.I.R ahora fastidiado. Extendió nuevamente el brazo y disparó pero el inmaduro y torpe humano lo esquivó velozmente. Si G.I.R estaba asombrado y molesto, su señor estaba casi iracundo. -¡DALE OTRA VEZ IMBÉCIL!

Nuevamente disparó y nuevamente falló, los tiros eran perfectos pero el humano aunque absurdo en aspecto era bastante hábil. G.I.R estaba furioso, nunca en sus más de doscientos años un blanco había fallado y ahora disparaba a diestra y siniestra, intentando darle: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis tiros y de todos se salvó el humano.

Ya sea corriendo, haciendo absurdas acrobacias, barriéndose, agachándose o saltando, de todos los disparos salió ileso.

-Maldito pendejo, así es como se hace. –Dijo Zim fastidiado a más no poder, y sacó de la oscuridad su brazo derecho con una extraña arma alienígena que llevaba la insignia del Imperio Irken. Disparó y aunque el humano logró esquivar el rayo, no logró salvarse del segundo tiro.

Zim logró darle en un costado y lo hizo caer de dolor, había sido herido con un arma láser y la piel le quemaba a más no poder. No contento con esto, Zim volvió a disparar y le dio en el brazo izquierdo. –Ahora va el final. –Dijo sin darle mucha a importancia al enemigo. Y cuando estaba por disparar por última vez, el humano sacó fuerzas de quién sabe dónde y brincó mejor que una rana hacia atrás de un árbol salvándose del tiro.

Zim entonces disparó al árbol y al desintegrarlo no encontró al jovencito, él estaba corriendo lo mejor que podía rumbo a la salida del bosque, el extraterrestre y el robot tan sólo lo veían alejarse.

-No llegará tan lejos como cree. –Dijo G.I.R dispuesto a perseguirlo.

-Ni siquiera lo pienses. –Dijo Zim saliendo por fin de la nave y tirando el arma a un lado. –No vale la pena, deja que se vaya, seguro que tuvo de sobra para no volver a meterse donde no lo llaman. Además, deberías de conseguirme lo que te dije.

-¿Pero y si regresa? –Dijo G.I.R nada conforme con la decisión de su amo.

-A la mierda si eso pasa, no eres capaz de detenerlo, yo sí, ahora ve por lo que te dije o el que tendrá que correr por su vida será otro, ¿Está claro maldito robot o tengo que llevarte yo mismo a buscar combustible? –Zim se acercó amenazante y miró al robot con esos ojos brillantes e imponentes. –Te hice una pregunta, ¿Es que acaso ahora tampoco eres capaz de hablar si quiera?

-No señor, ahora mismo voy. –Habló al fin, estaba molesto.

-Date prisa basura, o el combustible serás tú y será mejor que cambies tu actitud, ¿Me oíste?

-Sí señor, fuerte y claro. –Dijo mientras se alejaba.

-Más te vale que así sea, asqueroso pedazo de chatarra. –Dijo con profundo desagrado y escupió a un lado, volvió a meterse en la nave, no sin antes recoger su arma. –Y más le vale a ese estúpido humano no volver a entrometerse o le reventaré esos asquerosos órganos suyos o cualquier clase de mierda vital que tenga dentro mientras siga vivo. –Y cerró los ojos.

En cuanto a Dib, no llegó muy lejos, estaba agotado y profundamente herido, sin quererlo, cayó y se quedó tendido boca abajo sobre una pila de hojas…. Se movió boca arriba palpándose las heridas y miró las copas de los árboles, enormes y amenazantes, entre ellas, un hermoso cielo estrellado que buscaba asomarse por entre las hojas y ramas… no vio nada más esa noche…
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Lun Mar 21, 2011 3:41 am

O.o
Este Zim me pone de los nervios
Y eso es geniaaaal...

Yeah, eso estuvo dinámico
Encuentro cercano de tercer tipo ^^ a que Dib se la piensa dos veces la próxima vez

Gracias por actualizar!
+1

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Lun Mar 21, 2011 3:49 am

Wow.. Cada vez se pone mejor! Qiero saber qe hace ahora Dib!

Te dejo +1

______________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Mar Mar 22, 2011 6:07 am

Gash escribió:
O.o
Este Zim me pone de los nervios
Y eso es geniaaaal...

Yeah, eso estuvo dinámico
Encuentro cercano de tercer tipo ^^ a que Dib se la piensa dos veces la próxima vez

Gracias por actualizar!

Al contrario, gracias por leer!!!


Esta es rápida porque fue lo que le pasó después a Dib, no sucedió mucho con el chico después de semejante encuentro. Ha decir verdad más que ser un episodio sólido el que postee en FanFiction, me resultó más una aclaración. De esa forma nadie se quedaría sin saber a ciencia cierta y con lujo de detalle lo que le había pasado a Dib antes de continuar con los sucesos importantes o bruscos de la historia grande.



6

Amanecer



El Sol salía lentamente, comenzaba el día adornado en diferentes tonalidades, era un perfecto y armonioso degradado natural que bañaba todo el cielo y lo mostraba en su gloria misma, parecía ser un día que comenzaba en paz tras una noche igual de hermosa, un perfecto orden… Comenzó a sentirse el calor, poco a poco surcaba la tierra, avanzaba lentamente revelando la magia de las criaturas terrestres, sean plantas, animales o agua, éstas eran mostradas tras el velo de una noche que si bien no ocultaba del todo su presencia; eran opacadas por miles de diminutas linternas blancas llamadas estrellas y una enorme Luna que sin duda era la verdadera dueña de la admiración de los humanos… El naciente día trajo consigo un asombroso descubrimiento, los rayos del Sol revelaron poco a poco a un jovencito que había caído vencido la noche anterior….

Para cuando Dib abrió los ojos estaba bien entrada la mañana, eran casi las once y apenas si recordó dónde estaba, tenía vagos recuerdos que se distorsionaban y enredaban con otros, su cabeza era un enorme lío enmarañado y había cosas que no comprendía… Tan sólo quedó tirado un rato tratando de hacer memoria y de pronto todo llegó en orden y de golpe: Se vio a sí mismo huyendo del ataque de un robot, sintiendo un terrible dolor cuando de pronto un extraño ser le había disparado; recordó la nave, la luz cegadora, el rastro de polvo, la huída y finalmente porqué estaba tirado… No podía creerlo, ¿En verdad había ocurrido semejante cosa? Estaba por averiguarlo, iría al lugar donde tuvo lugar aquel encuentro, pero no le cupo la menor duda cuando al intentar incorporarse sintió un profundo dolor en el costado que lo hizo gemir y poner su mano izquierda sobre él… Al bajar el rostro y descubrirse encontró la terrible herida, por suerte no era tan profunda como había pensado, pero tampoco tuvo la suerte de ser un leve rozón, en verdad estaba herido y de ambos lados… Por suerte la segunda herida parecía un poco menos grave y pudo seguir usando el brazo casi con normalidad… Se puso de pie apoyado de un árbol y se recargó en él mirando a lo lejos su vecindario… Suspiró y no le quedó más remedio que regresar con o sin dolor….

Cuando logró llegar a casa, lo primero que hizo fue dirigirse a su habitación y quedarse dormido al instante sobre la cama sin destender, la caminata lo había fatigado, y el dolor del costado lo mataba…

A las pocas horas despertó, eran las cuatro de la tarde y lo primero que hizo fue quitarse la ropa lo mejor que pudo y meterse a bañar, la cabeza le dolía y el cuerpo casi no respondía, aún creía que todo había sido un sueño… Ojala hubiera sido eso, un sueño, algo que después deseó que fuera…

Eran las seis de la tarde cuando bajó a la cocina a prepararse algo de cenar, traía vendajes y un semblante algo deprimente, definitivamente había sido un día terrible… Estaba meneando la comida con el tenedor, ¿Comer para qué? Muy tarde cuando pensó en eso, ya se había preparado un buen plato de arroz con guisantes y un trozo de carne, prefirió dejárselos al gato… Él salió… Tenía que probar que todo había pasado, en verdad aún dudaba de semejante cosa ¿Él? No podía ser cierto y en verdad pudo haber vivido con esa duda lo que restaría de su vida si no hubiera sido por lo que pasó después: Resulta ser que iba caminando para intentar despejarse, las heridas eran una prueba irrefutable y los recuerdos también pero no quería engañarse de forma equivocada y decidió pensar claramente, miraba las pequeñas estrellas aparecer y de pronto la vio… La nave… ¡Era la nave! ¡La misma del bosque! Dib no perdió más el tiempo y corrió lo mejor que pudo, no iba exactamente tras ella, sabía que no podría alcanzarla esta vez, pero pensó en el bosque y antes de regresar ahí, decidió pedir ayuda….
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Mar Mar 22, 2011 6:15 am

pollo!!!!

me gustan los detalles
además tener esto como capítulo aparte facilita la lectura
pero me dejó con las ganas de Zim ^^

Me estás volviendo aún mas fangirl de lo que ya era, si eso es posible...

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Miér Mar 23, 2011 12:08 am

Geniaaal, como dijó Gash, aclara mucho las dudas..
A ver como sigue

+1

______________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Jue Mar 24, 2011 2:45 am

Je, este me gusta mucho, hay más interactuación (¿esa palabra existe? bueno ya que) con otros personajes, o sujetos mejor dicho.

Si mal no recuerdo tuve algunos resultados bastante inesperados cuando subí este episodio a FanFiction, si me sucede lo mismo aquí entonces creo que golpearé mi cabeza contra el teclado, me reíré entre dientes y haré otra historia mientras me siga riendo; esta vez mirando al techo y gritando incoherencias.



7

La Fuente de Sodas

-¡Les estoy diciendo la verdad! ¡Todo lo que digo es en serio! ¡Está acompañado y planea aniquilarnos! –Decía Dib con enorme devoción y esperando que le creyeran; se encontraba sentado sobre la barra de una fuente de sodas a la cual acudía frecuentemente y como en muchas ocasiones, tenía un séquito alrededor suyo que escuchaba sus locas teorías y relatos, era algo común y les agradaba verlo desvariar, sin embargo, esta vez lucía más convencido que nunca y a la vez ligeramente más demente. -¡Yo los vi! ¡Era un robot espeluznante en verdad, no más alto que una mesa promedio y de enormes ojos rojos! ¡Su señor fue quién me hizo estas heridas! –Dijo señalando su brazo y alzándose la camisa.

-Por favor Dib, no engañas a nadie, haz dicho cientos de cosas más interesantes y mejor elaboradas antes, nada de lo que dices es cierto, seguramente te caíste de la bicicleta otra vez. –Dijo uno de los chicos de su escuela y fiel integrante del séquito, su nombre: Poonchy.

-¡La bicicleta! ¡La dejé olvidada en el bosque! Tan solo espero que no la hayan tomado.

-¡Ja! ¿Qué les parece? Ahora resulta que tu bicicleta supera por mucho a una nave espacial. –Dijo sarcásticamente otro chico de su aula, este era Rob.

-Claro, búrlense todo lo que quieran, yo sé muy bien que los extraterrestres han comenzado a llegar, pudieron matarme pero escapé y seguramente intentarán buscarme o amenazarme o espantarme o cualquier cosa horrible que pueda ocurrírseles, pero de algo sí estoy muy seguro y es que pronto invadirán la ciudad y después a todo el planeta, tan sólo esperen a que ese día llegue y verán como siempre tuve razón.

-Bien, bien, bien, -Comenzó a decir otro chico, él era Brian. –Si eres tan honesto como dices y tienes una remotísima y ligera idea de lo que estás diciendo, cosa que dudo, entonces podrás responderme esta pregunta; ¿Cómo era exactamente el alienígena del bosque? Digo, para saber exactamente de qué cuidarnos.

-Si es que algún día deciden aparecer por aquí. –Dijo otro chico del séquito en tono más o menos "creyente" de todas las habladurías de Dib, éste era Mongo.

-No lo sé. –Dijo Dib desilusionado. –Sólo sacó el brazo derecho de su nave y me disparó con un arma láser… No lo vi.

-Muy bien, -Comenzó a decir Billy, el hermano de Mongo. –Entonces eso comprueba que nuevamente estás mintiendo.

-¡¿Qué? ¡Oigan yo no tengo la culpa de que no haya querido aparecer!

-Pero sí la culpa de no haber ideado un extraterrestre lo suficientemente creativo antes de venir a contarnos tu "encuentro cercano" de tipo desconocido. –Esta vez habló una chica, de nombre Jessica, era la única que estaba con ellos. -¿Acaso tan pronto te quedaste sin ideas después de todos esos cuentos tuyos? Siempre pensé que el próximo sería mucho mejor que el anterior pero veo que esta vez sí te quedaste sin creatividad.

-Yo sé que es real. ¡Está en el bosque! ¡Lo juro! ¡Tienen que creerme!

-Yo no vi nada. –De pronto habló un extraño chico que estaba de espaldas al séquito de jovencitos, había escuchado toda su conversación atenta y silenciosamente. –Estás mintiendo.

-¿Disculpa? –Preguntó Dib bastante extrañado con la presencia de aquel extraño chico. -¿Quién se supone que eres tú? Nunca antes te había visto por aquí.

-Yo ya estuve en el bosque y no vi absolutamente nada de todo lo que mencionas, no había rastros de ninguna nave, ni señales de rayos láser, ni robots de ojos rojos ni mucho menos una estúpida nave alienígena. Estás loco, completamente loco. Y si yo fuera tú, me conseguiría otro pasatiempo, eres tan lamentable. –Dijo volteando de medio lado la cabeza mirando a Dib y a todos los chicos. Éstos permanecían callados, aquel extraño chico imponía orden con su sola presencia. –Y en cuanto a quién soy yo, -Terminó finalmente de decir el jovencito. –Ese no es tu problema. –Se dio la vuelta sin prestarles mayor atención y se dispuso a darle un sorbo a su malteada de vainilla.

Dib se enojó y bajó de la barra, comenzó a acercarse hasta la mesa de aquel chico y todo mundo permanecía callado mientras lo veían alejarse. Se paró a su lado izquierdo y cruzó los brazos mirándolo fijamente. En cuanto al jovencito, tan sólo se limitó a darle un vistazo con el rabillo del ojo y siguió sorbiendo su malteada ya sin prestarle la menor atención. Dib se enfureció.

-¡¿Quién eres tú, de dónde vienes y cómo sé que no mientes? ¡Contéstame ahora mismo! –Gritó furioso esperando una respuesta, golpeó con el puño izquierdo la mesa haciendo saltar el dispensador de servilletas, en verdad estaba muerto de rabia… Pero el muchacho ni siquiera parpadeó, siguió sorbiendo sin verlo de reojo si quiera, hasta que se acabó la malteada. Soltó la pajilla y exhaló satisfecho…Tomó cínicamente una servilleta del dispensador y se limpió la comisura de los labios de forma veloz y eficaz palpando levemente. No miraba a Dib ni por error, poco le importaba.

Finalmente dobló la servilleta en cuatro, colocó las manos entrelazadas sobre la mesa, suspiró y volteó hacia Dib. En tono descarado y calmado: ¿Me decías?

Dib no podía creer tanto cinismo, estaba más furioso que nunca en su vida y tomó al jovencito del brazo izquierdo fuertemente para intentar ponerlo de pie; pero éste al sentir inmediatamente cómo la mano de Dib se cerraba poco a poco sobre su brazo; un brillo fugaz y tétrico apareció de golpe y se desvaneció a la misma velocidad con la cual había aparecido iluminando sus ojos azul crepúsculo, entonces se llenó de ira y golpeó a Dib en el rostro haciéndolo caer de espaldas. Todo mundo se quedó quieto.

-¡No te atrevas a volver a tocarme! –Gritó el jovencito mirando a Dib con unos ojos horribles: Entrecerrados, largos y brillantes, dos pupilas negras clavadas en el rostro del jovencito en el suelo a medio incorporarse, el iris azulado en cada ojo opacando al miserable humano sólo con la mirada.

Una sombra en el rostro de aquel agresor inmutable e histérico apareció haciendo ver aún más terribles y magníficos aquellos ojos.

¿Magníficos? ¿Esa era realmente la palabra? En verdad lo era. Sus ojos eran perfectos, tan perfectos que una mirada de ellos bastaría para atrapar, y retener a alguien, fuese quien fuese el tiempo que fuese…. Y a la vez bastarían para matar a alguien de culpa y terror si se lo proponían.

El resto de chicos se hicieron para atrás cada vez más, le tenían miedo y no sabían porqué, aquel chico inspiraba tantas cosas con tan sólo verlo.

Por su parte Dib se incorporó adolorido y se limpió la sangre del labio, aquel golpe había sido terrible, parecía casi imposible que aquel chico pudiera haber usado tanta fuerza contra un simple muchacho de su edad.


-Tú, -Comenzó a decir Dib. -¿Qué es lo que se supone que pasa contigo?

-No es asunto tuyo. –Le respondió el chico con una voz seria y maravillosa y sin dejar de retener esa mirada horrible. –Pero ya que te interesa tanto saberlo, lo diré. Voy a desmentirte, ahora mismo. –Habló entrecerrando los ojos aún más, sostuvo la mirada un momento con el muchacho y luego abrió los ojos de golpe. A Dib se le heló la sangre cuando eso ocurrió.

El muchacho desvió al fin la mirada, se dirigió a la puerta, no sin antes dejar dinero en la mesa; un billete pulcro y aparentemente nuevo de cinco dólares. Acto seguido se volteó para ver a los asustados seguidores de Dib. –Si quieren ver como este imbécil es expuesto, entonces vengan conmigo. –Dijo una sola vez y de inmediato todos lo siguieron. -¿Vienes… Dib? –Dijo el chico y salió por fin.

Dib salió también y siguió al grupo de jovencitos liderados por su peculiar agresor, se adelantó y quedó a su lado. No dejó de mirarlo, el chico ni caso le hacía.

-¿Cuál es tu problema? -Preguntó Dib.

-Cierra la boca, deja de alardear cosas que no te corresponden, espera a que lleguemos. –Le respondió el jovencito y le lanzó una mirada furtiva que no inmutó para nada a Dib, ambos se vieron a los ojos un momento y luego desviaron la mirada hacia el frente….


Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Jue Mar 24, 2011 4:05 am

Wow.. eso fue genial, creo qe ya se qien es el chico nuevo xD Y si me equivoco.. No importa, es genial igual xD
Me gusto qe aparesca Jessica xD No me cae ese personaje pero fue divertido imaginarlo con su tono de voz(?

+1

______________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Jue Mar 24, 2011 4:41 pm

Citación :
-¡¿Quién eres tú, de dónde vienes y cómo sé que no mientes? ¡Contéstame ahora mismo! –Gritó furioso esperando una respuesta, golpeó con el puño izquierdo la mesa haciendo saltar el dispensador de servilletas, en verdad estaba muerto de rabia… Pero el muchacho ni siquiera parpadeó, siguió sorbiendo sin verlo de reojo si quiera, hasta que se acabó la malteada. Soltó la pajilla y exhaló satisfecho…Tomó cínicamente una servilleta del dispensador y se limpió la comisura de los labios de forma veloz y eficaz palpando levemente. No miraba a Dib ni por error, poco le importaba.

Finalmente dobló la servilleta en cuatro, colocó las manos entrelazadas sobre la mesa, suspiró y volteó hacia Dib. En tono descarado y calmado: ¿Me decías?

Amé esa parte cheers cheers cheers

Que buen capítulo! como siempre me deja con ganas de seguir leyendo.
Tengo una gran cantidad de curiosidad respecto a la reacción que obtuviste en ff pero no indagaré...
Al menos no hasta que termines de subirlo!!
Oh, es cierto, te dejo repu

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Sáb Mar 26, 2011 5:48 am

Me gusta la forma tan enérgica de ser de aquel chico de la malteada, aquí intenté hacerlo más duro y agresivo pero sin perder ese toque espléndido que le di en el episodio anterior.


8

El Bosque

Aquel extraño chico y el grupo de muchachos llegaron por fin al bosque, eran cerca de las diez de la noche cuando divisaron a lo lejos las copas de los árboles y eran exactamente las diez con veinte cuando llegaron al límite de éste. Ahí estaba la bicicleta de Dib, intacta, tal y como la había dejado menos de veinticuatro horas antes, como si nada ni siquiera una mísera hoja la hubiese tocado o si quiera rozado.

-¿Ves? Ahí está tu estúpida bicicleta. –Dijo aquel muchacho señalando a la única amiga de Dib con la palma de la mano derecha extendida hacia ella. –Y ahora voy a demostrarle a tus fanáticos que estás equivocado. –Dijo con voz segura e imponente y condujo a los chicos dentro del bosque.

Caminaban con paso seguro y sin prisa, Dib iba agarrando a su amiga del manubrio sin dejar de ver al muchacho.

-Y bien, Dib, ¿Dónde está todo lo que dijiste? –Habló el jovencito de los ojos azules. –Yo no veo absolutamente nada.

Dib se adelantó para intentar refutar las observaciones de su nuevo "amigo" y al ver el lugar con sus propios ojos no podía creerlo.

-Pero, pero, ¡Estaban aquí! ¡No es posible! –Comenzó a gritar desesperado. –Incluso el árbol, las marcas ¡Debió haber quedado algo! ….. Tú…. –Comenzó a decir serio y casi susurrando para sí mismo. Se volteó y miró al muchacho seriamente. –Tú hiciste algo.

-¡¿YO? ¡¿Pero qué clase de estupidez estás diciendo? –Dijo en tono ofendido el jovencito. -¿Acaso no puedes aceptar que alguien mejor que tú ponga fin a tus disparates? No me imagino cuántos habrás dicho antes de que yo llegase. Eres más patético de lo que creí que podrías ser Dib, me aburres. –Y diciendo esto se dio media vuelta y el séquito de chicos se fue con él.

Dib permaneció mirándolo, estaba iracundo y a los pocos segundos recobró el habla. –Espera un segundo. –Dijo más calmado, pero esta vez de forma retadora.

-¿Ahora qué quieres? –Dijo el muchacho sin voltear.

-¿Quién rayos se supone que eres?

-¿Realmente quieres saberlo, Dib? –Habló mientras volteaba la cara, sus ojos brillaron y aquel resplandor fugaz y tétrico apareció de nuevo. Sonreía maliciosamente bajo ojeras bien formadas y tenía esa maldita mirada de nuevo.

-Habla ahora. Quisiera saber el nombre del que me acaba de humillar.

-No, no mereces saberlo. –Dijo y siguió caminando. Los otros chicos ya se habían ido, a lo lejos se escuchaban sus risas y burlas hacia Dib, las mismas que habían reprimido por miedo a irritar al otro chico. Por eso ni siquiera lo esperaron, era agradable para ellos saber que por fin alguien había tenido los pantalones de "desenmascarar" a Dib, pero a la vez era agradable no tener que estar con alguien tan imponente como aquel muchacho. Ya se sentían libres otra vez.

-¿Y por qué no? ¿Tienes algún problema con eso? –Comenzó a decir Dib. -¿Además que te importa lo yo que haga? Si tanto te irritaba ¿Por qué simplemente no te fuiste o me ignoraste como ahora? ¿Qué motivos en especial tenías para traernos a todos hasta aquí y probar que yo estaba mal?

Se acercó al muchacho, éste permanecía de pie a espaldas suyas, con semblante de fastidio y los brazos cruzados. Dib llegó a su costado izquierdo y lo miró sonriendo. -¿Qué fue lo que hiciste aquí? A mí no me engañas, yo sé que tú tuviste algo que ver con esto, que curioso que no haya quedado nada de tanto que ocurrió ayer. ¿No te parece?

-Hazte un favor a ti mismo y quítate la vida.

-Lo haré en cuanto sepa quién carajos eres, quién te mandó y qué hiciste aquí, sólo entonces podré ir a casa y abrir la llave del gas.

-Eres tan, ¿Cuál es la palabra que usan aquí?

-¿Aquí? ¿Acaso jamás,

-Molesto, irritante, fastidioso, algún otro puto sinónimo de todo eso, elije el que más te convenza.

-Ah ya veo. –Comenzó a decir Dib, estaba satisfecho, comenzaba a ocurrir algo. –Así que el imponente y serio muchacho no es de aquí. Entonces, ¿De dónde se supone que eres? ¿De algún otro lado? ¿Eh? –Sonrió. –Dime, tengo todo el tiempo del mundo.

-No tengo tiempo para otra ronda de pendejadas ¿De acuerdo? –Dijo irritado el muchacho. –Además, ya nunca me volverás a ver en tu vida.

-Es precisamente por eso que yo quiero saber quién eres. –Dijo Dib cruzado de brazos.

El muchacho comenzó a reír con ganas y comenzó a alejarse lenta y suavemente. –Adiós Dib, que te diviertas intentando recobrar a tus fanáticos. –El muchacho se fue sin dejar de reír y Dib se quedó parado viéndolo irse, ya no tenía caso perseguirlo, de todos modos, no iba a obtener nada de lo que quería.

-Pero, ¿Qué fue todo eso? –Dijo Dib para sí y volteó a ver la espléndida escena, en verdad parecía como si nada hubiese ocurrido. -¿Qué le hizo? Ese chico, él tuvo algo que ver, no sé cómo ni porqué pero sé que él fue el responsable de que todo estuviera en orden. –Volteó hacia la senda ahora vacía, el muchacho ni siquiera había dejado huellas a su paso, era como si tan solo se hubiese evaporado o desaparecido sin dejar rastro él tampoco. –Gracias al cielo que jamás te volveré a ver.

Pero estaba equivocado…
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Gash, just Gash
Almighty Tallest
Almighty Tallest


Mensajes : 4768
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad : 28
Localización : Contactar por facebook para respuesta rápida: Gash Iamyou

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Sáb Mar 26, 2011 6:02 am

Tétrico... y exquisito
Me gusta que Dib no haya dudado de su propia cordura al encontrarse sin pistas. Pero la limpieza fue tan perfecta? no quedó... nada?
Ahora quiero ver que tan equivocado estaba Dib al final ^^
+1

______________________________

Administrando muy duro el Imperio:
 

Si no puedes ser un buen ejemplo,
entonces deberás ser una terrorífica advertencia  
Volver arriba Ir abajo
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Sáb Mar 26, 2011 8:15 pm

Wow... Me encanto, en especial el final, y ya me hize fan del muchacho xD

Te dejo +1

______________________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Invasora Paranoica
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 12/04/2010
Edad : 23
Localización : El área limítrofe

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Lun Mar 28, 2011 12:23 am

La razón de muchas cosas.

9

Había Sido Zim

-¿Qué hace? –Preguntó una voz seria y posesiva.

-Ideo un plan. –Respondió otra voz, ésta era soberbia y más dura que la otra. Estaba sentado en la oscuridad del Crucero Voot aquella noche.

Su sirviente había pasado las últimas horas buscando los minerales para abastecer la nave y aunque pudo haber traído lo indispensable en poco tiempo; seguía irritado por la discusión con su amo, y sabía que cuando su amo estaba en aquel estado de ánimo, lo mejor era alejarse un tiempo.


Hacía poco había regresado y encontró a su amo al umbral de la nave, la luz de las estrellas iluminaba a medias el rostro duro y serio de aquel Invasor. Tenía la mirada hacia el frente y las manos juntas, meditaba con ambos dedos índice pegados a los labios sin reparar en alguna otra cosa.

-¿Conseguiste los minerales? –Preguntó Zim serio y sin abandonar aquella posición.

-Así es señor. –Respondió G.I.R –Tengo aquí gran cantidad de ellos.

Zim permanecía callado y sin mirar a su robot, éste dio la vuelta a la nave y echó un vistazo al cielo. –No tarda en amanecer. –Dijo susurrando más para sí que para su señor.

-Y por eso debemos actuar rápido. –Dijo Zim dándose cuenta de aquellas palabras, G.I.R se estremeció y volteó a ver a su amo. No pensaba escuchara lo que él acababa de decir. Zim salió de la nave y miró alrededor, colocó las manos en la cadera y suspiró bruscamente.

-Será mejor que limpiemos el desastre de esta noche. No tenemos mucho tiempo antes de que anochezca otra vez.

-Como ordene.

-Espero terminemos pronto. –Dijo Zim con las manos entrelazadas por la espalda mientras caminaba hacia donde estaba su robot. –Necesito hacerme de un disfraz.

G.I.R se asombró pero no dijo palabra alguna.

-No te preocupes, esbirro. –Dijo Zim pasando bruscamente la mano izquierda sobre la cabeza del robot en su "mejor" intento de hacerle un cariño, éste hizo una mueca de desagrado cuando sintió la mano de su señor frotar duramente su cabeza e hizo una más grande cuando éste pasó bruscamente por su antena y la hizo mover de adelante hacia atrás agresivamente… Incluso brillaron sus ojos de tan desagradable que había resultado aquella sensación. –Que yo también he pensando en un trabajito especial para ti.

-¿De qué se trata? –Preguntó G.I.R irritado y sin la menor intención de ocultar cómo se sentía. Después de todo, sabía que Zim lo había hecho apropósito.

Zim sonrió, se acercó al robot y se agachó hasta la altura de su rostro. Ambos se miraron a los ojos. –Quiero que busques al escarabajo que ayer nos dio la bienvenida. –Comenzó a decir sonriente y meneando los dedos de arriba abajo. –Y averigües ciertas cosas que te pediré.

-¿Algún adelanto? –Dijo G.I.R más irritado aún. Zim comenzó a reír incorporándose.

-Por algo me fascinas, esclavo. –Dijo complacido. –Me encanta como te irritas por mi causa. Estúpido robotcillo curioso. –Sonrió y colocó las manos sobre la cadera. –Pero bien, ya que quieres saberlo…. Quiero saber su nombre, dónde y con quiénes vive, qué hace, por qué lo hace y cuándo hace lo que hace. Cosas de esa naturaleza. Nada que no puedas hacer.

-Bien. –Dijo G.I.R -¿Hay algo más? –Se cruzó de brazos.

-Sí, quiero que me construyas una base.

-Entiendo.

-Modesta pero cómoda. –El Sol comenzó a salir a espaldas de ambos. Las estrellas desaparecían una por una y el cielo comenzaba a degradarse en hermosos colores que daban muerte al azul oscuro de la noche anterior. –Todo debe estar listo pronto… Después del atardecer debo llevar a cabo mi plan.

Así fue como ocurrió: Zim y su robot se dedicaron a limpiar las pruebas de que había estado en el bosque. Usaba su maldita tecnología y los conocimientos recién adquiridos de su sirviente para hacer crecer aquel árbol que G.I.R había fulminado con la mano, incluso lo hizo rehacer de las mismas cenizas como si hubiera dado vida a un Ave. Todo rastro de cicatrices por armas láser fue reparado con algunas extrañas y viscosas sustancias que Zim untaba en la superficie de los troncos.

Sobre las huellas del humano no hubo el menor problema, simplemente revolvieron la tierra a la manera "terrícola". Nada se les había escapado, era un sitio impecable, como si en verdad nunca nada hubiera pasado.

Una cosa lleva a la otra y posteriormente usaron el escáner del Crucero Voot para encontrar un sitio ideal en dónde construir la base que Zim deseaba, después de darle algunas especificaciones y tomar en cuenta varios aspectos tales como la ubicación y el tiempo de desplazamiento; el escáner les mostró el aparente sitio perfecto para establecerse.

Zim y su robot despegaron del sitio con la mayor cautela posible y entonces se dirigieron al lugar indicado. Al verlo Zim asintió y le ordenó a su robot iniciar.

Era un sitio bastante extraño a los ojos de aquel Invasor, le resultaba curioso y a la vez bastante modesto, así que no tuvo ningún problema.

Al poco rato, cuando al menos estaba listo el 20% de aquella base, G.I.R se dispuso a cumplir con el encargo que le había dado su señor, mientras éste se hacía de un disfraz, el cual había estado pensando y sin duda sabía que era perfecto.

Eran cerca de las dos de la tarde cuando G.I.R volvió y comenzó a contarle a su amo todo lo que había descubierto, éste escuchaba atento y en más de una ocasión le hacía preguntas a G.I.R bastante elaboradas y profundas que para desgracia del humano; el robot podía responder sin problema.

Cuando el robot acabó de contarle todo sobre aquel humano al Invasor, entonces comenzó la última fase del plan: Usar el disfraz.

Zim se hizo ver a sí mismo como un humano, un jovencito de la edad de Dib; con unos ojos perfectos de color azul crepúsculo, brillantes y enormes, y que a la vez reflejaban de manera perversa los verdaderos deseos de Zim. Se había ocultado las antenas debajo de un peluquín de color negro y trabajó en cambiar su tono de voz. Ese representaba un problema menor pero sin embargo fue más complicado de todo el disfraz completo. No podía arriesgarse a que el humano reconociera aquella voz dura y agresiva, no había pasado mucho tiempo desde su encuentro y el recuerdo era fresco. Zim tuvo que ingeniárselas para hacer que su tono de voz normal sonara menos fiero y retador, lo dejó en un tono bastante más suave, pero seguía teniendo el mismo tono de prepotencia que siempre y esto lo complació de verdad, sentía que había logrado la voz perfecta para el camuflaje perfecto, sabía todo lo que tenía que saber y ahora todo dependía de él.

¿Qué plan tenía en mente? Eso sólo él lo sabía, aunque G.I.R comenzó a vislumbrarlo una vez que vio a su amo totalmente transformado. Lucía magnífico y aterrador, un jovencito perverso de ojos azules y sonrisa escalofriante. Justo la clase de persona de la cual uno debe cuidarse. Alguien tan maravilloso a la vista humana, que a la vez inspira mucho miedo y casi desesperación.

G.I.R sonrió excitado al ver a su amo transformado en otra criatura. Sus ojos brillaron intensamente y cayó en el hechizo de aquel inexistente jovencito. –Me encanta. –Hablo casi susurrando. –Es más que perfecto señor, luce tan grande y poderoso.

-Gracias G.I.R –Dijo Zim con aquel tono nuevo de voz. Tenía las manos tras la espalda y una hermosa y fría actitud. –Debo irme. Ahora todo depende de mí.

Acarició a G.I.R nuevamente. Esta vez con simpatía. Pasó su mano por la barbilla y mejillas del robot y éste sonrió. Ese era Zim.

Eran cuarto para las siete cuando Zim salió de su base casi concluida. Las estrellas comenzaban a asomar y se dispuso a partir.

Caminaba seguro de sí mismo, con paso ligero y veloz, miraba a todos lados curioso y extrañado de los humanos. Sus ojos iba de aquí para allá buscando algo que debía encontrar tan pronto le fuera posible, y a los pocos minutos lo halló…

Encontró la Fuente de Sodas en la cual sabía que estaría Dib.

Entró serio, se acercó a la barra y miró a los lados viendo la clase de alimentos que los humanos consumían con total descaro y excitación. Habiendo visualizado mas o menos el nombre de las cosas o teniendo una leve idea hizo entonces su pedido.


-¿En qué puedo servirle? –Preguntó un hombre joven tras la barra.

-Una malteada grande de vainilla con una rama de canela sobre ella, una fresa al centro y trozos de chocolate esparcidos en la superficie. –Dijo veloz y perfectamente.

Aquel sujeto lo miró asombrado, nunca nadie se había atrevido a hacer un pedido semejante en sus pocos o muchos años trabajando en aquel lugar. Sin embargo lo complació y le preparó lo que deseaba. ¿Por qué? No tenía idea, tal vez simplemente estaba asombrado de semejante petición o tal vez estaba dispuesto a cumplir lo que alguien como él acatara…Por asombro, por ansiedad… o por parecerle demasiado aterrador.

A los cinco minutos aquel Invasor se dispuso a buscar un lugar que le fuera de su agrado y se sentó solo, dando la espalda a la barra y al extrañado mesero… Tomó aquella fresa y la mordió clavando cada uno de los colmillos de enfrente en ella, con saña total… y le fascinó lo que había pedido. Comenzó entonces a devorarla lenta y placenteramente, sintiendo su esencia y palpando cada una de las partes de la fruta con su infame lengua; era toda una maravilla.

Finalmente tomó la pajilla y comenzó a sorber lentamente, el sabor era extraño y bastante agradable también, sentía el chocolate y la bebida haciendo una mezcla perfecta mientras la canela impregnaba a ambos ingredientes dándoles el punto máximo de la perfección… Sin duda, aquel mesero sin saberlo, había complacido de manera efímera a un extraterrestre que sorbía y probaba cada uno de los ingredientes de aquella aparentemente simple malteada, haciéndolo sentir toda clase de sensaciones extrañas en su interior, había ido desde la simple ansiedad y maravilla, hasta la misma excitación.

Sin embargo, aquel humano no aparecía, el Invasor había terminado su malteada y al instante ordenó que le trajeran otra, con los mismos ingredientes y acomodados de la misma manera; no pasaron ni cinco minutos, y ya estaba mordisqueando otra fresa con enorme placer.

Comenzó a sorber lentamente cuando escuchó la campanilla de la entrada, alguien más había llegado y Zim reparó en ello al escuchar precisamente unos miserables y continuos jadeos de un jovencito que pedía ayuda….

A pesar de todo, continuó callado y sin hacer gran cosa, escuchaba atentamente el relato del muchacho y los reclamos del resto de chicos… Hasta que decidió que había sido suficiente y decidió ponerle fin a la estúpidas habladurías de Dib…. Fue entonces que todo ocurrió….

Y al final Zim se salió con la suya, aunque claro, lo mejor estaba por ocurrir y eso ni si quiera el propio Invasor lo sabía…..
Volver arriba Ir abajo
http://invasoraparanoica.deviantart.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Así Comienza La Ruina   Hoy a las 8:42 am

Volver arriba Ir abajo
 
Así Comienza La Ruina
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» COMIENZA EL AYUNO Y EL DÍA DEL PERDÓN (IOM KIPUR)
» Nueva Coleccion La Tercera : Autos Clasicos (comienza e
» 2ª temporada de 'Hispania, la leyenda'
» donde empieza el amor
» 3ª temporada de 'Hispania, la leyenda'

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Blorch Hogar de la gente rata asesina :: Todo sobre J.V. :: Fanart/Fanfics-
Cambiar a: