Sitio en español dedicado a Invasor Zim y otras obras de Jhonen Vasquez
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 La tienda de Pete

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
OmarHonigman
Fast Food Slave
Fast Food Slave


Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: La tienda de Pete   Sáb Oct 01, 2011 1:16 am

Quiero contarles lo que me paso hace muchos años, algo que pensé que ya solo pertenecía al pasado, algo que hoy ha vuelto.
No se cuanto tiempo me quede, pero estoy seguro de que esta es mi ultima oportunidad de contarle a alguien todo lo que sucedió.

Ocurrió en diciembre de 1998, ese año estudiaba cuarto de secundaria, y tenía 14 años. Solo faltaban unas semanas para terminar el colegio y poder disfrutar de un glorioso verano. Vivía en Arequipa (Perú), cerca de la plaza mayor. Tenia muchos amigos, y estaba seguro de que pronto también tendría novia (ese verano tendría muchas oportunidades de conquistar a Johana).

Recuerdo que era un viernes (lo recuerdo claramente), salí con mis amigos de la escuela y con nosotros vino también Johana, caminamos unas cuantas cuadras conversando de cualquier tontería, hasta que llegamos a la tienda, la tienda de Pete.

Pete, era un viejo de unos 80 años, caminaba muy despacio y tenia una sonrisa desdentada. Debía ser extranjero, porque Pete no era un nombre común. Por algún motivo todos los adultos se llevaban muy bien con el, pero los niños y adolescentes, lo detestábamos, no porque nos tratara mal o algo así, sino que había algo extraño en el, algo que nos ponía muy nerviosos, ese maldito viejo era siniestro, aunque no sabíamos porque (y yo estaba a punto de averiguarlo).

La tienda estaba en una esquina, pasamos de largo y seguimos caminando sin prestarle atención. Dimos la vuelta por el callejón del lado y seguimos conversando tranquilamente, hasta que uno de mis amigos se detuvo y dijo: Miren.

Miramos lo que señalaba, y vimos que una de las ventanas de la casa del viejo, estaba entreabierta, aunque con las cortinas cerradas (las cortinas siempre estaban cerradas).
Tobías (otro de mis amigos), sonrió y dijo:
- Quien es el valiente que se atreve a entrar.
- ¿Entrar? ¿En la casa del viejo? Es que acaso eres estúpido. – respondí yo.
- Oh vamos, es que acaso tienes miedo? Jamás lo hubiera pensado de ti Omar. – dijo Tobías.
- ¿Miedo? ¿Miedo yo?, por favor, no digas tonterías. – respondí.
- Bueno pues pruébalo, entra a su casa, sube al segundo piso y salúdanos de la ventana – me reto él.

Definitivamente yo no tenia ninguna intención de entrar, pero Johana me estaba mirando, y cuando la mire me sonrió. Así que respondí sin dudar:
- Muy bien de acuerdo, no hay problema. Ustedes revisen que no venga nadie, mientras yo entro.
Dos de mis amigos fueron a revisar las esquinas de la calle, mientras Johana y Tobías, se pararon al frente de la casa del viejo.

Me acerque a la ventana, rogando que apareciera alguien que me detuviera, que me diera una excusa, un motivo para no entrar. Deseaba que llegara Don Joaquín (era el policía local), y me mandara a mi casa. Pero claro nadie apareció. Abrí la ventana y vi un pasillo en penumbra. Entre de un salto. Me agache y junte la ventana, no vaya a ser que el viejo al verla abierta sospeche algo.

Al lado de la ventana había una puerta, me acerque despacio y la abrí suavemente, era un baño.
Cerré la puerta y seguí por el pasillo, sentía mi corazón latir desesperadamente, porque una vez que entre, me di cuenta de que ese era, un lugar maldito.
Avancé por el pasillo y llegue a otra puerta, oí voces, me acerque y mire por la cerradura.
Era la tienda, y el viejo hablaba con una mujer joven, muy bella, le pregunto como se llamaba y ella le dijo que su nombre era Janet Paz.

Me aleje de la puerta, seguí por el pasillo, y di con la sala. Era un cuarto amplio, a un lado había una pequeña cocina, y en el centro un viejo sillón y un pequeño televisor. Había también unos cuanto armarios y una pequeña biblioteca apoyada a la pared.
Hacia el fondo del cuarto había una puerta cerrada y a su costado unas escaleras.
Sonreí, me acerque lo mas rápido que pude y subí por ellas, llegue a otro pasillo, lo recorrí con rapidez, y entre en la ultima puerta.
Tal y como lo sospechaba era su cuarto. Tome una almohada de su cama, y me acerque a la ventana.

Allí, al frente de la casa estaban mis amigos, viéndome con admiración, y Johana me saludo con una mano. Respondí moviendo la almohada sobre mi cabeza.
Cerré la ventana y tire la almohada a la cama, ya no me importaba que el viejo se diera cuenta de que alguien había entrado a su casa. Ahora solo me faltaba salir.

Salí al pasillo del segundo piso, y lo recorrí con rapidez, baje las escaleras, cruce silenciosamente la sala, y llegue al pasillo inferior. Me acerque despacio a la puerta que daba a la tienda y como no escuche nada, mire por la cerradura.
El viejo tenia a la mujer joven sujeta del brazo, ella tenia una mirada extraña en el rostro, estaba como embobada. Pero lo peor fue que el viejo estaba muy cerca de la puerta. Y se acercaba.

Retrocedí de un salto, no me iba a dar tiempo de salir por la ventana, y ese viejo maldito me conocía. Si me veía, tendría muchos problemas.
Regrese a la sala en el instante en que se abría la puerta de la tienda, desesperado busque donde esconderme, y decidí meterme en un armario. Estaba lleno de sacos del viejo.
No tuve valor para cerrar completamente la puerta del armario, por temor a que el viejo escuchara algo. Si el viejo se daba cuenta de que la puerta estaba junta…

Pero el viejo pasó de largo junto con la joven, ella caminaba como sonámbula con la boca ligeramente abierta y los ojos perdidos, mientras el viejo la guiaba hacia la puerta del fondo. Desde mi escondite vi como el viejo abría la puerta, que daba hacia un sótano, porque unas había unas escaleras que descendían. El viejo entro con la joven llamada Janet, y cerro la puerta detrás de él.

Pasaron unos 3 minutos, no me atreví a salir del armario, por temor a que el viejo Pete regresara. Finalmente me decidí y cuando abrí la puerta, sonó el timbre de la Tienda.
Rápidamente volví a juntar la puerta del armario y espere, unos segundos después, la puerta del sótano se abrió, y salio el viejo, paso corriendo a una velocidad que jamás hubiera pensado de un hombre de su edad, y escuche como entraba el la tienda y saludada a los cliente.

Salí del armario y me lance hacia el pasillo, para poder salir de la casa. Pero ¿y la señorita? me pregunte. La puerta del sótano seguía abierta. Dude un instante, pero estaba seguro de que Pete, le iba a hacer daño a la joven Janet, de eso estaba seguro.
Corrí hacia la puerta del sótano, y baje los escalones silenciosamente. Me detuve estupefacto, y un hedor a carne podrida me golpeo la cara. El sótano era un cuarto grande, con montones de cosas arrimadas a los costados. Solo tenia un foco que iluminaba vagamente el cuarto, dejando todos los rincones en la oscuridad. Pero en el centro del cuarto, había una mesa, y sobre la mesa estaba Janet.
Aun tenía la mirada embobada, estaba viva, pero los brazos le colgaban inertes hacia los lados de la mesa. Tenía la blusa abierta, mostrando el sujetador negro que llevaba.

Me acerque despacio, pero lo que vi me hizo detenerme otra vez. A la altura del ombligo, Janet, tenía un pequeño corte, que sangraba suavemente. Había un cuchillo de carnicero en una bandeja al lado de la mesa, la punta estaba manchada de sangre.
Me empezó a doler la cabeza, el hedor del cuarto era insoportable, y mi mente se negada a entender que es lo que estaba mirando.

De pronto oí el ruido de una puerta al cerrarse. El viejo regresaba.
Asustado, busque donde esconderme, un rincón del sótano había un montón de grandes bolsas negras. Me acerque corriendo y me agache entre ellas, mientras el viejo bajaba las escaleras del sótano.

El hedor a podrido venia de las bolsas, parecía que estuvieran llenas de animales muertos.

El viejo se acerco a la joven y dijo:
- Eres tan bella muchacha, te aseguro que los 5 años que me vas a dar, voy a disfrutarlos plenamente.
Se rió de una forma que me puso los pelos de punta.
El viejo se puso una bata blanca, que estaba tirada a un lado del suelo, tomo el cuchillo de la bandeja y se paro al lado de Janet.

Horrorizado, vi como lentamente (de forma sádicamente lenta), clavaba el cuchillo en el estomago de la joven, ella no grito ni siquiera se movió. El viejo sonreía con macabro placer mientras jalaba el cuchillo hacia delante, abriéndola en forma de canal.

Intente gritar, pero no pude emitir ningún sonido; intente salir corriendo, pero el pavor me tenia clavado donde estaba. No fui capaz de contener mi vejiga y me orine encima.

El viejo metió la mano dentro de ella y empezó a jalar algo, con ayuda del cuchillo finalmente pudo sacarlo y lo tiro hacia el rincón donde me escondía.
Con horror observe que era lo que había tirado. Era su estomago.
Estuve a punto de desmayarme, me sentía muy mal, tenia ganas de vomitar, pero sabia que si el viejo me veía me mataría.

Levante la vista, y vi que el viejo golpeaba con fuerza el pecho de la joven, rompiéndole las costillas, y con ayuda del cuchillo las arranco brutalmente de su cuerpo. El viejo continuo sacándole las entrañas con fiereza, arrancándolas sin miramientos y para luego lanzarlas hacia los costados, la sangre caía a montones de la mesa. El viejo babeaba.
Pero su rostro ya no era viejo, ni siquiera era humano, sus ojos refulgían en rojas llamaradas, su nariz parecía haber sido arrancada, y su boca estaba llena de dientes afilados, mientras él babeaba con voraz apetito.
El cuchillo cayó al suelo, ahora sus manos eran como garras que destrozaban sin piedad los órganos de Janet. Finalmente se detuvo jadeando.
Introdujo una vez mas sus garras en el cuerpo de ella, y con una delicadeza espeluznante le extrajo el corazón. Lo acarició suavemente.

Y dijo, con una voz terrible que hiela la sangre:
- Hoy, tomo tu corazón, con el cual yo podré seguir viviendo, y a ti, al igual que muchos antes de ti, te condeno a vagar por la tierra, hasta que seas capaz de compartir tu dolor con los demás.

Dicho esto sonrió de forma sádica, y devoro con violencia en corazón de Janet.

Después de ver esto, sentí que me desmayaba, no podría aguantar mas las nauseas, y él me mataría. Luche con todas mis fuerzas para poder contenerme, cuando de pronto, el viejo se levanto rápidamente. Por un horrible instante pensé que me había descubierto, pero el miraba hacia el techo. Unos segundos después sonó una vez más el timbre de la tienda.

El monstruo se quito la ensangrentada bata, corrió hacia un pequeño lavadero cerca de una de las esquinas del sótano y se lavó la sangre de las manos y de la cara, porque ya no era un monstruo, sino solo el viejo Pete. Luego subió corriendo las escaleras y cerro la puerta al salir.

Me levante y me acerque tambaleándome hacia Janet, al ver de cerca su destrozado cuerpo, no fui capaz de contener las nauseas y vomite.
Me quede doblado, con las piernas temblando, tratando de recuperar fuerzas, cuando algo me toco.
Intente gritar, pero no pude, no salio ningún sonido de mi garganta, salte hacia un lado y voltee la cara para ver que me había tocado, y me quede atonito al ver que era la mano de Janet, su mano se movía. Muy suavemente movía los dedos.

Me acerque despacio hacia su cara, y la vi.
Su boca seguía entre abierta, tenia unas cuantas gotas de sangre salpicadas en el rostro, pero sus ojos, sus ojos se movían, y me miraban. Lo que su boca ya no era capaz de decir, lo que su cuerpo ya no era capaz de mostrar, me lo decían sus ojos. El dolor que vi en sus ojos, la agonía que ella sentía, el terrible deseo de querer que todo terminara de una vez. Ella estaba viva, a pesar de todo lo que ese ser le había echo, ella seguía viva, a pesar de que sus entrañas estuvieran regadas por todo el sótano, ella seguía viva, y sentía dolor, un dolor indescriptible, sus ojos me lo mostraron de tal forma, que yo sentí parte de su dolor en mi cuerpo. Fue en ese momento que perdí lo que me quedaba de cordura.

Destrozado, retrocedí tambaleándome, hasta que choque con la baranda de la escalera, di media vuelta y subí corriendo, abrí la puerta de un golpe y me lance a la sala.
Corrí desesperado hasta llegar al pasillo y me abalance hacia la ventana, en ese momento se abrió la puerta que daba a la tienda. Voltee la cara y durante un segundo, Pete y yo nos miramos. El corrió tratando de alcanzarme, y yo abrí de un tirón la ventana y me tira afuera.

Caí dándome un fuerte golpe en el hombro y raspándome las manos, me levante rápidamente ignorando el dolor que sentía y me aleje de la ventana.
Johana se me acerco y al verme se llevo las manos a la boca y retrocedió asustada, se quedo mirándome.

Le dije que corriera, y me fui a toda prisa hacia la plaza mayor, mis amigos se me acercaron desde la esquina. Al ver que no salía de la casa del viejo, fueron a la tienda para darme oportunidad de escapar, probablemente eso me salvo la vida.

No les dije nada a mis amigos y pase corriendo por su lado, tenia que encontrar a la policía, a Don Joaquín, era el único que podría ayudarme, el monstruo me había reconocido y si no lo mataban, el me mataría a mi.
Corrí como poseso hasta la plaza, y gracias a dios encontré a don Joaquín en su patrulla, llegue junto a el.

- Don Joaquín, ve-venga conn-migo – Dije jadeante.
- Pero por dios muchacho que ha sucedido – Me dijo sorprendido.

Mis amigos llegaron en ese momento y se pusieron a mí alrededor.

- La ha matado – dije con un chillido – ese viejo, la ha matado.
- Pero que dices, quien ha matado a quien – Dijo Don Joaquín – ¿Que esta sucediendo?

Me miro a la cara, talvez tratando de ver algún indicio de broma, pero al verme se le ensombreció el rostro, y dijo:
- Sube al auto, rápido.
Mire a mis amigos y le dije que se fueran a casa, subí al patrullero y salimos a toda velocidad hacia la Tienda de Pete. Le explique lo que pude, le dije que le hizo algo a la chica, que la drogo talvez, y luego que la llevo a su sótano, y que la mato con un cuchillo, que el sótano apestaba a podrido y que seguramente habría matado mucha mas gente.
Don Joaquín no dijo nada, y escucho en silencio.

Llegamos y bajamos del carro a toda velocidad. Entre a la tienda corriendo y encontré al viejo barriendo. Don Joaquín entro detrás de mí, traía su pistola en la mano.

- Él la ha matado, la ha destrozado, es un monstruo – grite.
- Pero que esta pasando aquí oficial – dijo Pete con voz de viejito inofensivo.
- Donde esta la chica, DIGAME DONDE ESTA- grito Don Joaquín.

En ese momento se abrió la puerta de la casa y salio caminando Janet.
Me quede pasmado, era ella, no había duda, y estaba tan bella como cuando la vi por primera vez. Pero estaba muerta, yo lo sabia, y lo sentía.

- ¿Que sucede? – pregunto.
- ¿Que hacia allí dentro? – le pregunto Don Joaquín.
- Pues… estaba en el baño – dijo Janet – he quedado en encontrarme con mi novio aquí, y el señor Pete, me permitió usar su baño.

Don Joaquín me miro. Yo no sabía que pensar, ella estaba muerta, debía estar muerta.

- En el sótano hay varias bolsas con cadáveres, estoy seguro – dije casi con una suplica.
- Yo no tengo sótano – dijo el viejo Pete.
No le hice caso y abrí la puerta de su casa.
- No se mueva de aquí – le dijo Don Joaquín – Omar te sigo.
Corrí por el pasillo, atravesé la sala y me pare al lado de la puerta del sótano.
- Aquí es – dije.
- Pero que están haciendo – dijo Pete, que nos había seguido.
Don Joaquín no dijo nada y abrió la puerta.

No podía creer lo que veían mis ojos, al otro lado de la puerta había un cuarto pequeño, lleno de herramientas, evidentemente no era un sótano.

- ¿Y bien? Que es lo que están buscando – dijo el viejo Pete.
Entre al pequeño cuarto, tenia que a ver algo, una trampilla, una puerta falsa, algo.
- No, no, no, esta era la entrada al sótano, estoy seguro – dije angustiado – este viejo a echo algo, lo se.
Empecé a golpear las paredes con los puños, estaba seguro que encontraría alguna entrada.
- Ya basta Omar, detente – me dijo Don Joaquín – es suficiente, ya basta.
Me tomo del hombro, y me saco del cuarto, ya no sabia que pensar, es que era posible que hubiera sido una pesadilla, una alucinación, que era lo que había sucedido. No lo entendía.

El viejo nos acompaño hasta la puerta de la tienda, Janet estaba parada al lado de un joven, mirando. Don Joaquín no dijo nada, se subió al patrullero y se fue. Janet y su novio se fueron caminando. Y yo me quede solo con Pete.
Se me acerco.

- Eres un chico estúpido, muy estúpido – me dijo su con horrenda voz de monstruo – voy a matarte, te destrozare muy lentamente, sufrirás una larga agonía, no se si hoy o mañana o pasado, pero puedes creerme, te matare. Ahora corre, muchacho, corre escóndete de mi, has que la cacería sea interesante.

Salí corriendo despavoridamente, y no me detuve hasta llegar a casa.

Me encerré en mi habitación todo el fin de semana, lo poco que logre comer, termine vomitándolo, todas las noches soñaba que era yo el que estaba en la mesa, mientras esa bestia, me arrancaba los órganos.
El lunes no fui capaz de ir al colegio, me sentía muy mal, estaba muy débil, mis padres estaban muy preocupados por mi, así que dejaron que me quedara en casa. Así estuve durante tres días, finalmente empecé a recuperarme un poco.
El jueves en la noche me levante de mi cama, ya me sentía mejor, tal vez todo había sido un mal sueño, solo una pesadilla mas. Fui a la cocina a cenar, mis padres de alegraron al verme, y les dije que al día siguiente iría al colegio.
No me preguntaron que había pasado, talvez se dieron cuenta de que aun estaba débil, y prefirieron esperar.

Después de comer ayude a mi mama a lavar las cosas, ella no quiso, pero yo insistí, mi papa fue a la sala a ver las noticias en el televisor.

En las noticias hablaron algo de un asesinato, pero yo me estaba riendo con mi mama así que no le preste mucha atención, hasta que escuche un nombre, un nombre helo la sangre. Estaba seguro que el locutor dijo Janet Paz.

Corrí a la sala, y vi la noticia, según el locutor, Janet había ido la noche anterior a casa de su novio, había tomado un cuchillo de la cocina y había matado, cortándoles el cuello, a su novio y a los padres de el. Luego había ido a su casa y de la misma forma había matado a sus padres y a sus hermanos, después salio de su casa y se fue caminando.
Una vecina suya salio de su casa al oír los gritos, y fue ella la que vio salir a Janet con el cuchillo en la mano y la ropa salpicada de sangre.

La vecina se puso a gritar, mientras Janet se iba caminando muy tranquilamente y se metía por unos callejones, los demás vecinos, salieron de sus casas alarmados por los gritos, y al ver la escena el la casa de Janet llamaron a la policía. La vecina contó hacia donde se había ido Janet, y un grupo de varios hombres, armados con palos fueron tras ella.

La encontraron a unas cuantas cuadras de su casa, tirada en el suelo, con la cara torcida en una mueca de dolor, y todo el pecho y el estomago destrozado, tal y como yo la había visto en casa de Pete. Pero lo más raro de todo fue que su cuerpo se encontraba en un avanzado estado de putrefacción, y pequeños gusanos blancos salían por sus ojos y su nariz.

La noticia conmociono a toda la población, surgieron muchas teorías al respecto, se acuso a todo el mundo de ser el asesino, pero no se llego a ningún lado. Yo me encerré en mi cuarto dos días más.

Se acercaba mi hora, lo sabia, pronto me mataría. Pero no fui yo el siguiente en morir.
La mañana de domingo, encontraron a Don Joaquín tirado en el jardín de su casa, con el pecho abierto en canal, y las vísceras esparcidas por todas partes. Nadie había visto nada, nadie había oído nada, el solo había aparecido muerto. La gente empezó a hablar de un demonio.

Ya no podía mas, las pesadillas me atormentaban todas las noches, y en el día estaba exhausto, tal vez eso era lo que el quería, que muera de miedo.

El martes encontraron muerto a mi padre.

Solo me quedaba el suicidio, no podía soportar más. Mi madre se desmayo al recibir la noticia y la llevaron a un hospital. No me despegué de ella ni un segundo y me quede a dormir junto a allí.

El jueves enterramos a mi padre, y ese maldito monstruo fue al entierro.

Mis amigos del colegio también estuvieron ahí, pero ninguno se acerco a hablar conmigo.
Johana, ella fue la única que se me acerco, y me abrazo, dos semana antes hubiera dado cualquier cosa, con tal de poder abrazarla, pero las cosas habían cambiado.
Mientras Johana me abrazaba, me di cuenta que ese maldito viejo me miraba sonriendo.
Me separe de Johana rápidamente, casi con un empujón, no quería que ese monstruo la marcara a ella. Me acerque a mi madre y me que de a su lado.

El viejo ensancho su sonrisa sin dejar de mirarme, ahí lo entendí, la siguiente seria mi mama, me puse delante de ella, mientras lo miraba fijamente, el viejo negó con la cabeza, sonrió una vez mas y luego se fue.

Ese día volvimos a casa en silencio, mi mama y yo estábamos juntos, pero no hablábamos, creo que ella empezaba a entender lo que sucedía.
Me encerré en mi cuarto, y me acurruque en un rincón. El mataría a mi madre, y cuando yo lo hubiera perdido todo, finalmente me mataría.

Por mi culpa había muerto mi padre, y por mi culpa moriría mi madre, a menos que…

Me levante de un salto y fui al cuarto de mi mama.
Ella estaba echada en su cama con los ojos fijos en el techo del cuarto. No dijo nada cuando entre.
- Mama… - dije.
Ella me miro y dijo – Dime – me sonrió.
Sentí renacer un pequeño calor en mi interior.
- Mama, vamonos, este lugar… no es bueno para nosotros, es peligroso… debemos… debemos irnos – le dije dubitativamente.
- Irnos… - dijo ella, no era una pregunta.
- Si vámonos, vamos a Lima, a la capital, podremos vivir con mi Tía, hasta que encontremos algo para nosotros, por favor… vamonos – le rogué.
- Irnos… - repitió suavemente.
- Aun podemos lograrlo, aun estamos a tiempo, te lo suplico.
- Irnos… - repitió ella por tercera vez.
No pude contenerme más y empecé a llorar.
- Por favor… no quiero perderte… no seria capaz de soportarlo… aun podemos huir de él – le dije entre sollozos.
- Huir… si, tal vez aun sea posible…- dijo.
Se quedo en silencio un rato. De pronto se levantó de la cama rápidamente y me miro.
- Si, podemos hacerlo, aun puedo salvarte, si somos lo suficientemente rápidos, podemos hacerlo. – Dijo con voz emocionada – Dejaremos que tu Tío se encargue de nuestras cosas y nosotros nos vamos con mi hermana.
Me levante y la abrasé. Ella me acaricio con ternura la cabeza.
- Rápido, recoge solo un poco de ropa y ponla en tu mochila – Añadió.

Ese mismo día nos viajamos a Lima, no me despedí de nadie, solo de algunos familiares.
Empezamos a vivir con mi tía, hasta que mi tío de arequipa nos mando el dinero de la venta de la casa, luego nos mudamos una vez más y compramos un pequeño departamento.
Termine la secundaria, ingrese a la universidad, y luego empecé a trabajar. Fueron años muy duros, porque a pesar de todo, aun sentía miedo, pero mientras más tiempo pasaba, mas iba olvidando todo lo que había sucedido.
Hace dos años mi mama regreso a vivir con mi tía, vendimos el departamento, y yo me mude a uno nuevo para vivir por mi cuenta.

He llevado una vida bastante normal, hasta el día de hoy.
Hace solo unas horas que salí del trabajo, y vine caminando hacia mi casa como lo hago todos los días, hasta que me cruce con una tienda nueva, a solo una cuadra de mi departamento. Estuve a punto de desmayarme cuando vi su nombre, pero lo peor fue que dentro de la tienda había un viejito desdentado que me miraba con macabra sonrisa.
Era Pete, ese maldito monstruo, me había encontrado.

Salí corriendo y vine a casa, por un momento pensé en huir, pero me siento muy cansado, el recuerdo de el horror que viví regreso con fuerza. Han pasado 13 años, y ese viejo no ha cambiado en nada, no ha envejecido en lo más mínimo.

Tome un cuchillo de la cocina y me senté en la computadora, he pensado en cortarme la garganta, pero de que serviría eso. Por eso he escrito esta entrada, para que la gente conozca mi historia, llevo tiempo leyendo este foro, pero esta va a ser la primera vez (y al ultima creo) que publico algo.

Hoy voy a morir, talvez en 2 horas, talvez en una 1 o quien sabe, quizás en este momento Pete este en mi puerta. Voy a tratar de matarlo, no creo que lo logre, talvez no se le pueda matar, pero lo intentare.
A ti que lees este mensaje te pido que tengas mucho cuidado, tal vez la próxima victima de Pete seas tu.

Oigo pasos, ha llegado, lo se.
Mi tiempo se acabo…
Volver arriba Ir abajo
Pete:)
Fast Food Slave
Fast Food Slave


Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 29/09/2011

MensajeTema: :)   Sáb Oct 01, 2011 1:19 am

Jaja, pobre estúpido Very Happy , pensar que condeno su vida solo por impresionar a una chica (que hace tiempo mate Laughing ). Fue una buena caza, se que si hubiera torturado a su familia me hubiera enterado al instante donde estaba, pero eso le habría quitado la emoción.
Ahhh… me siento muy excitado porque finalmente he podido encontrarlo.
Creo que eso es lo que haré a partir de ahora.
Los cazare.

Pero, ¿quien será el siguiente?

Ya se, el siguiente en responder este mensaje será mi próxima victima.
Así que, muestra valor, yo te reto.
Jaja espero ansioso que comience nuevamente la cacería.

Con cariño, Pete Smile .
Volver arriba Ir abajo
Paris
Blorch King
Blorch King


Mensajes : 631
Fecha de inscripción : 08/07/2011
Edad : 22
Localización : perdida en las galaxias 8D

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Sáb Oct 01, 2011 2:07 am

Yey, seré una presa.

Curioso creepy.
Volver arriba Ir abajo
http://www.facebook.com/profile.php?id=100002975299421
Luuuci
Squee!!!
Squee!!!


Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 17/07/2011
Edad : 21
Localización : Capital Federal, Buenos Aires, Argentina

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Sáb Oct 01, 2011 12:15 pm

O.O
Volver arriba Ir abajo
http://sstrawberryblonde.blogspot.com
Lai
ADM Robertosa
ADM Robertosa


Mensajes : 3509
Fecha de inscripción : 08/02/2010
Edad : 21
Localización : Lost in space

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Dom Oct 02, 2011 2:50 am

Oh si xD Me gusto mucho, y hasta me dio algo de miedo, pensare dos veces antes de meterme con un viejo desdentado(?)
PD: Movido a creepypastas..
+1

______________________________





Asdfghjkl

Volver arriba Ir abajo
Oso
Blorch King
Blorch King


Mensajes : 2777
Fecha de inscripción : 20/12/2010
Edad : 21
Localización : Buscando mas imágenes de samus que se me han agotado

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Dom Oct 02, 2011 5:28 am

ok, este tipo de creepys ya no se ven muy seguido por aquí ni por otro lado +1
Volver arriba Ir abajo
http://www.levelup.foros.ws
YSY
Mod - Baronesa del oscuro tormento
Mod - Baronesa del oscuro tormento


Mensajes : 6073
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Edad : 20
Localización : Dentro de tu inodoro...

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Dom Oct 02, 2011 8:42 am

¿Alguien mas retarà al viejo?
¿No?


______________________________
Volver arriba Ir abajo
Sigfried
Soldado Irken
Soldado Irken


Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 06/06/2011
Edad : 27
Localización : Mexico

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Mar Oct 04, 2011 6:51 pm

Y esa es una razon mas por la que los viejos no son respetados en la actualidad:

Nunca sabes cuando pueden ser unos demonios psicópatas.

+1 Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://sigfriedroom.blogspot.com
SsorcHtaed
Blorch King
Blorch King


Mensajes : 875
Fecha de inscripción : 11/06/2011
Edad : 19
Localización : En el carnaval de los horrores :3

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Miér Oct 05, 2011 10:09 pm

te reto viejo!! te retoooooo!!!!!!!(? +1 porque ya tenia rato sin leer un buen crepy :3
Volver arriba Ir abajo
Evil-Perro
Creepy Mod
Creepy Mod


Mensajes : 3817
Fecha de inscripción : 09/10/2011
Edad : 26
Localización : Culiaperro, Sinaloa

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Lun Oct 10, 2011 1:47 am

muy buena pasta lastima que no podra hacer mas...

______________________________
¿Qué fuegos arden en mi corazón y me fuerzan a enfrentarme
a los peligros que me aguardan al final de este trágico viaje?
He caminado por las sendas que conducen al infierno,
he desafiado a todo salvo al destino.
He luchado y he sangrado y he continuado únicamente
para llegar hasta la puerta final.
Y ahora se alza frente a mí la tarea que me aguarda,
esta terrible empresa inacabada.
No flaquearé en mi lucha contra los tres hasta que la batalla esté ganada.
¿Qué temor o herida podría silenciar este último grito de desafío,
cuando me enfrento a la sombra bajo un cielo en llamas que parece no tener fin?
Volver arriba Ir abajo
Invader DarkTak
Squee!!!
Squee!!!


Mensajes : 344
Fecha de inscripción : 06/03/2011
Edad : 20
Localización : Buenos Aires

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Lun Oct 10, 2011 3:04 am

Me pregunto si OmarHonigman y Pete:) tendrán la misma dirección de IP Awesome (?). Hmm... eso si fue creepy, me aguanté ir al baño para leerlo hasta el final XD. Oh see, es realmente terrorífico meterte a una "casa maldita", en serio... pero creo que lo volvería a hacer Razz

+1
Volver arriba Ir abajo
YSY
Mod - Baronesa del oscuro tormento
Mod - Baronesa del oscuro tormento


Mensajes : 6073
Fecha de inscripción : 09/05/2010
Edad : 20
Localización : Dentro de tu inodoro...

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Lun Oct 10, 2011 6:37 am

A mí me gustó, sobretodo, que también comentara el viejo Pete.
Creo que terminó por darle más terror al asunto.
Quisiera leer historias así de elaboradas más seguido.

______________________________
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La tienda de Pete   Hoy a las 7:20 pm

Volver arriba Ir abajo
 
La tienda de Pete
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Tu tienda en internet
» Nueva tienda online -Los Duendes del Reloj-
» mejor tienda de audio del mundo mundial
» Tienda de carrocerias en chapa
» tienda rapida (por ferran) lo he movido aqui

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Blorch Hogar de la gente rata asesina :: Misterios Misteriosos :: Datos Freak :: Creepypastas & Leyendas Urbanas-
Cambiar a: