Sitio en español dedicado a Invasor Zim y otras obras de Jhonen Vasquez
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 creepypasta: cuando cierras los ojos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
aniigir
Blorch King
Blorch King


Mensajes : 477
Fecha de inscripción : 22/09/2012
Edad : 17
Localización : zona 0

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: creepypasta: cuando cierras los ojos   Jue Mar 28, 2013 7:36 am

bueno estuve checando otros posts y me parece que nadie mas lo ha publicado....en caso de que este repetido avísenme para suicidarme :'C
bueno los dejo con la creepy y espero que les guste ._.





La mujer se bañaba despreocupadamente. Primero lavó su cuerpo; de la punta de los pies al cuello, con movimientos circulares suaves y concisos procurando que cada centímetro de su piel recibiera la misma dosis de jabón. Posteriormente, enjuagó sus miembros ante el abundante fluido de agua que manaba de la regadera en un acto rutinario y completamente normal. Llegó el momento de lavar su cabello; tomó la botella con esa sustancia elaborada específicamente para la limpieza del cabello e irritante para los ojos. Apretó un poco el envase provocando un pequeño brote del líquido a través del orificio, colocó el producto en la palma de su mano y lo aplicó sobre su cabeza mientras bajaba nuevamente el recipiente. Cerró los ojos y comenzó su labor. Ese era el momento indicado, él lo sabía. Salió de su escondite y se introdujo en la regadera que era lo suficientemente grande como para albergar dos cuerpos. En un instante estaba frente a ella; evitaba el contacto físico puesto a que, por ahora, no quería que se enterara de su presencia. En realidad no le costó mucho trabajo, era algo que ya había hecho muchas veces antes y lo disfrutaba cada vez más.

Elige una casa al azar, por lo regular departamentos, después investiga si la persona vive o se encuentra sola; esos son sus favoritos puesto a que sin la presencia de otros la vulnerabilidad es mayor. Posteriormente, espera a que caiga la noche y la persona tenga que ducharse. Si realiza esta actividad en la mañana, se queda observando en la oscuridad al durmiente hasta el amanecer. Para él es más divertido quienes lo hacen por la noche; así puede espiarlos mientras ellos, incrédulos y despreocupados continúan su labor. Y la parte en la que tienen que lavar su cabello y cara, oh, ¡qué momento más glorioso! Puede postrarse frente a ellos sin que su presencia sea notada y olfatea la esencia; cada uno posee una esencia propia y todas ofrecen una gran cantidad de aromas deliciosos, ¡Como se le hace agua en la boca cada vez que huele una! Le es difícil controlar sus impulsos, tiene una gran fuerza de voluntad para no atacar a su presa en ese mismo instante pero vale la pena, puesto a que la carne mojada no tiene el mismo sabor que la que está limpia y seca. También es muy entretenido cuando algunos tienen la sospecha de que están siendo observados y abren los ojos. Para un ser como él no es difícil moverse a grandes velocidades y ocultarse de nuevo tras la cortina de baño o cancel, observando como un pequeño temor empieza a fluir en los más sensibles o en los escépticos (tiene preferencia por estos últimos) la incredulidad característica en ellos. Cuando llega el momento de revelar su ser ante ellos, cuando el reloj marca las tres de la madrugada, los pobres buscan una explicación lógica a lo que están presenciando. Si tan solo supieran que él, un ser tan complejo y perfecto, está mas allá del entendimiento humano. El temor y confusión que provoca su presencia en la débil creatura es algo que le causa no menos placer. Le da un poco de tiempo para asimilar la situación y cuando está consiente de la naturaleza sobrenatural que él posee, ataca. Se abalanza contra él o ella e inmoviliza su cuerpo con sus seis largas garras superiores; de la cabeza a los pies. Cuando el cuerpo está totalmente inerte, acerca su cara y huele intensamente el cuello de su presa, con excitación única. Después, abre su gran hocico (parecido a la mandíbula de un tiburón) y con su larga, áspera lengua lame la cara de su víctima, extasiado por el delicioso sabor que posee la piel. La víctima en shock cae en un ataque de pánico pero sus gritos son silenciados por algo parecido a un grueso tentáculo. Amordazado e incapaz de expresar oralmente su miedo, es probable que el o la desdichado (a) comience a llorar. La sal de las lágrimas es lo que sazona la carne, por lo que no dudará en probar el nuevo y condimentado manjar. Abre sus fauces y de un mordisco arranca una pequeña parte de la cara, por lo general del pómulo, degustando el bocado lentamente. Por consiguiente la sangre empieza a brotar aunque no a chorros, sólo una pequeña hemorragia. Pero esa fuga de hemoglobina es lo que da fin al preámbulo e inicio a la verdadera acción. Enloquecido por el olor y sabor de la sangre, empieza a rasgar la piel de las piernas con las puntas afiladas de sus garras inferiores, como si de un animal salvaje se tratara, hasta que el músculo queda expuesto. Sin soltar a la víctima, se arrastra hasta donde yacen los pedazos de carne y los come rápidamente. Eso no hace sino abrir más su apetito. Recuesta a la víctima y libera la parte superior del cuerpo de la misma, sólo para obtener más comodidad. Acerca su “cara” al vientre de la persona y con sus afilados colmillos procede a desgarrar las capas de piel y musculo, a estas alturas ya no le interesa alimentarse de un órgano superficial. Al llegar a las entrañas lame, primeramente, el intestino delgado. Después comienza a dar pequeños mordiscos a cada órgano para elegir el primero que comerá. El Hígado es, habitualmente, el primero. Así comienza a devorar cada órgano vital.

Algunos desfallecen mientras su piel es desgarrada, otros se desmayan por el dolor ocasionado. Un porcentaje menor presencia el horror y trata por todos los medios defenderse del ataque, infructuosamente. Al ver que nada hace efecto empieza a gritar por ayuda desesperadamente, con la esperanza de que alguien escuche y acuda al rescate. Los gritos le molestan, ¿A quién no le resultaría molesto escucharlos mientras está comiendo? Así que es probable que con una de sus garras le arranque la lengua de raíz y la engulla. A él siempre le han gustado las lenguas, piensa que su consistencia es algo único. De esa forma, en un sangriento festín devorará las vísceras del desafortunado hasta quedar reducido a un guiñapo de musculo y hueso. Cuando está completamente satisfecho, abandona el lugar y va en busca de una nueva víctima. Podría ir a otro barrio, otro estado, otro país. No importa la distancia ni el tiempo, ambas cosas le son indiferentes.

La mujer se bañaba despreocupadamente mientras que él aspiraba la esencia expedida de su cuerpo. Juventud y belleza, dos cualidades que le encantaban, reunidas en un solo ser. El exquisito aroma que despedía lo incitó a imaginarse el sabor de sus entrañas. Si, definitivamente una víctima suculenta, una gran elección. La joven abrió los ojos para encontrarse con los relucientes azulejos blancos del baño frente a ella. Por un momento creyó escuchar un sonido fuera de la regadera, ¿Tendría que echar un vistazo? No, sería estúpido. Ella estaba sola y todo perfectamente cerrado, no había razón para mirar afuera. Seguramente eran las tuberías, carecía de importancia.

Ten cuidado al cerrar los ojos, a él no le gustaría ser descubierto.


fuente
Volver arriba Ir abajo
http://aniigir.deviantart.com/
JM sweet(sabri)
Blorch King
Blorch King


Mensajes : 2356
Fecha de inscripción : 21/09/2011
Localización : bajo mi cobija de la vergüenza n///n

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Re: creepypasta: cuando cierras los ojos   Vie Mar 29, 2013 7:13 am

y quien es "el"?
Volver arriba Ir abajo
 
creepypasta: cuando cierras los ojos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» SONETOS 1
» Mi Historia de Dakota Mi Personaje de Rol
» Cuando miro tus ojos
» El cartucho maldito de Mario 64 (Creepypasta)
» Manos [Creepypasta]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Blorch Hogar de la gente rata asesina :: Misterios Misteriosos :: Datos Freak :: Creepypastas & Leyendas Urbanas-
Cambiar a: