Sitio en español dedicado a Invasor Zim y otras obras de Jhonen Vasquez
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Bestia Obscena brutal (B.o.B)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Trozer
Unidad U.C.I
Unidad U.C.I


Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 08/09/2011
Edad : 22
Localización : En donde el final comienza y fuego congelado surge

Hoja de personaje
PUNTOS DE VIDA:
50/50  (50/50)

MensajeTema: Bestia Obscena brutal (B.o.B)   Lun Jul 08, 2013 8:56 am

Realmente me sorprende que este creepypasta no estuviera aca, por eso se los dejo con muchos cariños DanceGIR 

Este creepypasta data de hace un par de años en /x/, y narra el encuentro de un joven en Nueva Jersey con una extraña entidad que ha sido nombrada por el internet como "B.O.B.", Bestia Obscena Brutal. (Brutal Obscene Beast).

"Hola chicos, normalmente no me pasa ningún tipo de mierda espeluznante a pesar de vivir en el extraño NJ. Aunque supongo que ya no puedo decir eso, considerando que acabo de tener la peor semana de mi vida. Y de cierta forma, yo ocasioné que me pasara todo esto... pero me estoy adelantando. Como he lurkeado por /x/ durante mucho tiempo, creo que es justo que les diga qué pasó:
Hace una semana fue mi cumpleaños, acabo de cumplir 18 y decidí que quería joder un rato y buscar fantasmas. (Habría salido con mis amigos, pero no estaba con ánimos de hacer un mal tercio). Si tan solo hubiera decidido hacerlo...
En lugar de ello, metí mi teléfono y una linterna en los bolsillos de mi sudadera, y me escabullí por mi puerta trasera. No esperaba encontrar algo, o habría llevado un arma conmigo. Supongo que es tonto pensar en ello de forma retrospectiva. Recuerdo haber visto el reloj, eran cerca de las once o doce de la noche cuando me fui. Estaba muy pinche oscuro porque era luna nueva y me di cuenta de que si iba a ver algo genial, era este momento.
Ahora, no estaba vagabundeando por el bosque solo porque sí. Hay un cementerio a diez minutos de mi casa que ha estado ahí desde hace unos cientos de años. También es un lugar donde se practica el "entierro verde", que consiste en poner el cuerpo en un ataúd biodegradable y lanzarlo a la tierra.
Bueno, mi tío es dueño del terreno en donde se construyó el cementerio, y siendo el bastardo avaro que es, la mayoría de los cuerpos enterrados ahí acaban tirados de esa forma. Pensé que a lo mejor debía haber un tipo de fantasma enojadpo por estar descansando en esa mierda de lugar; y quizás debe estar merodeando por el cementerio durante la noche. Supongo que estaba pensando que podría decirle donde vivía mi tío y hacer que lo asustara, nada más por joder. Sé que a lo mejor no sirve de esa forma, pero de todos modos estaba pensando en encontrar algo.
Al final llegué ahí y estaba a punto de entrar por la puerta del cementerio cuando ví un humanoide gris. Una cosa en un camino escénico junto al cementerio (sí, no miento... mi tío creyó que era buena idea hacer un camino escénico junto al cementerio). Estaba nervioso porque no se me ocurría nadie más aparte de mí que pudiese estar lo suficientemente loco para estar ahí de noche. Ni siquiera había autos cerca, así que quien hubiese sido ese cabrón; caminó hasta ahí como yo. Le grité pensando que era algún drogadicto fumando hierba o algún otro intento de cazafantasma.
Pero no respondió nada, y lo único que escuché como respuesta fue una tos enfermiza.
Pensé que la persona necesitaba ayuda y estaba ahí, jadeando por aire tras correr de algo; así que tomé aire y comencé a andar rumbo al camino. Saqué mi linterna para iluminarlo, solo para detenerme en seco; porque lo que fuese esta cosa, no tenía brazos o ropa alguna.
Prácticamente fue un momento NOPE y salí de ahí, corriendo todo el camino de regreso a mi casa; y cerré con llave todas las puertas.
Mi mamá estaba furiosa porque me escapé, y pensó que estaba drogado cuando le conté sobre la cosa desnuda y sin brazos que acechaba en el cementerio. No la culpo, pero de verdad deseo que me hubiera creído o siquiera animado para llevarme uno de los cuchillos de Rambo que colecciona. Estaba aterrorizado, porque pensé que ese fenómeno seguro sabía donde vivía; pues no soy un corredor rápido. Luego lo pensé mejor, pues no vi a ese hijo de puta corriendo tras de mí o siquiera escuché esa horrible tos; así que decidí no preocuparme y al fin pude dormir en paz unos días después.

Luego lo vi de nuevo.
Tenía la puerta del frente abierta, así que mi perrap odía salir y entrar a gusto. Su nombre es Piggy, y es una perra entrenada para salir cuando necesita ir al baño. Los perros siempre tienen un lugar en específico donde les gusta cagar, y su lugar era en medio del prado frente a mi casa. Piggy salió y un minuto después la escuché ladrar. Me confundí, porque normalmente no lada; así que debía ser un gato callejero o algo por el estilo, pero de todos modos me pare para ver qué pasaba.
Esa maldita cosa estaba ahí de pie en medio del campo, mirando a mi perro. Tenía una sonrisa de come mierda en su rostro, y los dientecitos que tenía en su boca parecían estar a punto de pudrirse. No tenía nada de cabello, era gris por todos lados y tenía los ojos más rasgados que los de Kim Jong Il.
Comencé a gritar, haciendo el ruido necesario para distraerlo y que no se comiera a Piggy, y sus ojos se dirigieron hacia mí. Nos miramos por lo que parecían horas, pero estoy seguro que fueron solo minutos. Luego dejó de verme, y no les miento; comenzó a orinar a mi perra. Su orina no era amarilla; si no de un desagradable verde chícharo, y cubrió el pelo de mi perro con esa cosa viscosa y moquienta. Tenía un olor ácido, similar al del azufre. No tengo idea de qué era, pero cayó sobre mi perra y de ninguna forma eso podía ser algo bueno.
Tomé un cuchillo de cocina y corrí hacia el pendejo, que dejó de orinar y se fue corriendo y tosiendo. Podía haberlo perseguido, pero estaba agradecido de que no se hubiera comido a mi perra; aunque tampoco me agradó para nada que la orinara. Me puse unos guantes de plástico y la lavé con shampoo para perro. A Piggy no le gustan los baños, pero estoy seguro de que estaba feliz de que le quitaran esa mierda de encima.
Fui a dormir un par de horas más tarde; no sin antes cerrar las puertas con llabe.
Comencé a gritar, haciendo todo tipo de ruido necesario para distraerlo de comerse a mi amada Piggy (que estaba estática) y sus ojos se dirigieron hacia mí. Nos miramos por lo que parecieron ser horas, pero estoy seguro que fueron solo minutos. Luego dejó de verme y, no les miento; comenzó a orinar a mi perra. Su orina no era amarilla; si no de un desagradable verde chícharo que cubrió el pelo de mi perro con algo viscoso y moquiento. Tenía un horror ácido, similar al del azufre. No tengo idea de lo que era, pero cayó sobre mi perra y de ninguna forma podía haber sido una buena cosa.
Tomé un cuchillo de cocina y comencé a correr hacia el pendejo cuando dejó de orinar y se fue corriendo y tosiendo. Podría haberlo perseguido, pero solo estaba agradecido de que no se hubiera comido a mi perro; aunque tampoco me gustó para nada que la orinara.
Me puse unos guantes de plástico y usé shampoo de perro para lavarla. A Piggy normalmente no le gustan los baños, pero estoy seguro de que estaba feliz de que le quitaran esa mierda de encima. Fui a dormir unas horas después, pero no sin antes cerrar todas las puertas. No iba a tomar más riesgos con este pendejo. Esa noche no supe qué hacer con el, así que mejor decidí dormirme.
Ahora, Piggy duerme normalmente conmigo; pero esa noche nunca sentí que se trepara y por un momento que desperté en la noche, la perra estaba mirando hacia la distancia. Me desperté y mi mamá estaba llorando, diciéndome que Piggy tenía algo malo. Estaba jadeando e instantáneamente recordé a ese hijo de puta sin brazos orinándola el otro día. Pero lo saqué de mi memoria y fui rápidamente a atender a mi perra.
Recuerdo que tenía una mirada triste y no quería tomar agua o comer. Estaba asustado, así que conduje rápido al veterinario; que a su vez me dijo que había que internarla. Al parecer había agarrado una neumonía canina en medio del verano.
Luego de $1,100 en gastos del veterinario, llevé a Piggy conmigo a casa al otro día, en una terrible tormenta eléctrica. Iba a estacionar el auto frente a mi casa, ¿y qué creen? Ese bastardo estaba de pie en el campo. Me miraba como un ciervo frente a las luces, y supe que esa era mi oportunidad. No iba a cagarla. Aceleré hacia él y vi como sus ojos se abrieron hasta volverse círculos.
Lo siguiente que supe, saltó sobre mi carro, luego otra vez y corrió a toda velocidad hacia los pinches bosques. Fallé. La única oportunidad que tuve de matarlo, y fallé. Los días anteriores no había dormido, y todo lo que podía hacer era pensar en esta jodida criatura. Nunca había oído de algo similar, y no era tan tonto como se veía. Solo sé que está planeando hacer algo, y estoy aterrorizado por lo que este hijo de puta pueda hacerme a mí o a mi familia.
No sé qué hacer, /x/. Apenas he dormido 10 horas en toda la semana y sé que no voy a poder continuar así. Estoy asustado de cerrar mis jojos, aterrorizado de que en cuanto lo haga, el cabrón volverá y estará en mi habitación; haciendo Dios quien sabe qué. ¿Alguien tiene una experiencia similar con una criatura así?
No puedo permanecer despierto por siempre.

Fuente:
Volver arriba Ir abajo
 
Bestia Obscena brutal (B.o.B)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Goldmund Telos 5000, ¿la etapa más bestia jamás construida?
» ALEISTER "LA BESTIA" CROWLEY
» La bella y la bestia 1946 -Jean Cocteau
» La Bella y la Bestia en 3D en cines y otros reestrenos.
» Brutal Box (2011)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Blorch Hogar de la gente rata asesina :: Misterios Misteriosos :: Datos Freak :: Creepypastas & Leyendas Urbanas-
Cambiar a: